#8M Dirigible por violencia contra mujeres

Un globo dirigible fue sobrevolado este lunes en distintos puntos de la capital mexicana con mensajes de protesta contra la violencia hacia las mujeres que se vive en el país. Por un costado, en letras color violeta recordaron la cifra de mujeres asesinadas en México cada día por su condición de género: «10 feminicidios diarios». En el otro costado: «Ninguna en el olvido».


La violencia de género es uno de los pendientes de esta administración federal. Aunque los últimos datos oficiales mensuales (de diciembre de 2021 a enero de 2022) muestran una ligera disminución en feminicidios (7 por ciento), violencia familiar y otros delitos de género, aún no se ha revertido el crecimiento anual desde 2015, que continúa en el actual sexenio. Mientras en 2018 se registraron 896 víctimas de feminicidio, para 2021 el número de casos registrados fue de 947. En violencia familiar y otros delitos de género también se ha mantenido un incremento cada año.


No existe una reivindicación clara sobre la protesta de este lunes ni se especifica de dónde provienen los recursos para sobrevolar el globo dirigible en cinco diferentes espacios de Ciudad de México. Sin embargo a esta redacción fue enviado un mensaje que reproducimos de manera íntegra a continuación.


Con dolor en el cielo

Volamos un zepelín de 50 metros en el cielo con las frases “10 FEMINICIDIOS DIARIOS” y “NINGUNA EN EL OLVIDO” porque creemos en la importancia política de nombrar nuestra realidad y nombrar nuestro sentir.


Protestamos con dolor en el cielo en contra de los asesinatos diarios a mujeres –por el simple hecho de ser mujeres– y lo hacemos desde las alturas para estar más cerca de nuestras hermanas. El zepelín sobrevoló 5 puntos emblemáticos de la Ciudad de México: la Fuente de la Diana, la Victoria Alada, el Senado de la República, el Monumento a la Revolución y Bellas Artes.


Con esta acción expresamos públicamente nuestro hartazgo ante la impunidad, buscamos abrir conversación para que como sociedad nos cuestionemos la violencia de género y urgimos a las autoridades, una vez más, a que nos escuchen.


Volamos “CON DOLOR EN EL CIELO”* porque en el cielo estamos todas. Volamos porque el cielo no tiene dueño ni gobierno. Volamos porque en el cielo no hay fronteras geográficas, como no hay fronteras de tiempo ni fronteras entre la vida y la muerte. Volamos porque en las alturas estamos todas. Desde el cielo les hablamos a ellas y les hablamos a ustedes, a todos y a todas. Nuestras hermanas asesinadas viven en cada una de nosotras, existen en nuestra memoria y en nuestros cuerpos: ninguna en el olvido.


Entre marzo de 2021 a marzo de 2022 ha habido un aproximado de 10 FEMINICIDIOS DIARIOS. Sin embargo, nosotras no somos cifras ni datos. Somos universos completos, somos historias, somos amores, somos desamores, somos familias, somos complejidad y también somos con nuestras diferencias: somos las mujeres de los pueblos originarios, las mujeres trans, las mujeres trabajadoras del hogar, las mujeres privadas de la libertad, las mujeres con discapacidades, las mujeres neurodivergentes, las mujeres trabajadoras sexuales, las mujeres de la comunidad LGBTTTQ+, las mujeres afrodescendientes, las madres, las mujeres cuidadoras, las mujeres morenas, las mujeres blancas, somos las mujeres de todas las edades, las mujeres que luchan por la despenalización del aborto SOMOS TODAS.


Exigimos JUSTICIA para las familias de las víctimas. Hasta que nos escuchen las autoridades, hasta que haya acciones concretas por parte del Estado, no vamos a dejar de protestar en contra del México Feminicida en el que vivimos. Como mujeres siempre nos han dicho qué hacer y cómo hacerlo. Nos dijeron también que no hacer y como no hacer las cosas. Nos ponen muros, vallas y granaderos. Nos dicen que no se pueden hacer pintas, que no se pueden romper ni quemar cosas: entonces también subimos. Subimos al cielo porque en el cielo no hay límites y porque allí SOMOS TODAS.





Pie de página

5 visualizaciones0 comentarios