• Admin

La guerra que vino del este, día 85...

Casi 800 combatientes ucranianos abandonaron la acería de Azovstal, según autoridades rusas

l Ministerio de Defensa ruso dijo que en las últimas 24 horas otros 771 combatientes ucranianos han abandonado la acería de Azovstal en Mariupol y se han entregado a las fuerzas rusas. El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha firmado decretos para extender la ley marcial y la movilización general en el país.


Las tropas rusas mantienen los bombardeos en Kharkiv, las regiones separatistas de Lugansk y Donetsk y hasta en la vencida ciudad de Mariúpol.

Allá, cientos de soldados ucranianos depusieron las armas y fueron trasladados a sitios controlados por las fuerza rusas. Su futuro es incierto los últimos combates tienen la intensión de conseguir el control total de la zona, para comunicar a Rusia y a Bielorrusia con la península de Crimea.


En Kiev, la capital ucraniana, continuó el juicio contra el primer ruso. El soldado de 21 años, acusado de perpetrar un crimen de guerra se confesó culpable. Admitió haber matado a un civil indefenso de 62 años. Podría ser condenado a cadena perpetua. Desde Rusia, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskok, calificó las acusaciones contra los soldados rusos de escenificaciones y las llamó falsas.


Mientras tanto, Estados Unidos anunció la creación de un observatorio de conflictos o Conflict Watch. La idea es recabar información y documentar cualquier crimen de guerra ruso.


En ese sentido, la Organización Mundial de la Salud para Europa confirmó que 226 unidades médicas ucranianas han sido atacadas desde que inició la invasión... el observatorio de conflictos abrió una plataforma en línea para recibir cualquier video o fotografía que muestre los crímenes de guerra cometidos en Ucrania.



1 visualización0 comentarios