top of page
  • admin

Acapulco, 50 días después


Por Manuel Ajenjo


Asuntos que no tiene caso contar me llevaron a Acapulco 47 días después de que el huracán Otis causara los estragos que a través de los medios de comunicación percibimos. Si en la televisión y en el periodismo gráfico las imágenes son aterradoras. En el lugar de los hechos son imponentemente espeluznantes. Y eso que ya algo se ha hecho para disminuir el aspecto de devastación que aún se mira por todos los rumbos del puerto

Exceptuando la Costera, cuyas palmeras quedaron sin las palmas que las coronaban, en las que las autoridades locales han puesto especial interés por ser la cara de Acapulco para el turismo y que está limpia hasta donde se puede si se considera que hay árboles de más de cien años que fueron sacados de raíz por la fuerza de Otis a los que han aserrado sus gruesas ramas y dejado lo menos posible de tronco y raíces en espera, imagino, de una grúa que pueda levantarlos para sacarlos de ahí. Las demás calles de la población, en su mayoría, tienen cada cuadra un amontonamiento de basura, escombros, troncos y ramas, de varios metros de largo y de altura, los cuales aún no han podido ser levantados y cuando esto suceda, me pregunto: ¿a dónde los llevaran? ¿En qué lugar podrán depositar tantos deshechos de todo tipo?


La playa “El Revolcadero”, de las más afectadas por estar en mar abierto, se aprecia con basura y escombros desperdigados a lo largo y a lo ancho, al fondo se ve el hotel Princess o, mejor dicho la estructura de lo que fue el hotel, así como los condominios de lujo de la zona, abandonados, en algunos sus dueños no han podido ni siquiera entrar. Por las playas del Acapulco Dorado hay que caminar con precaución debido a los muchos vidrios que se desprendieron de las ventanas de los hoteles.


El Centro de Convenciones, el Club de Golf, y el Parque Papagayo, están irreconocibles con sus grandes árboles, arrancados de cuajo, pudriéndose por los suelos. El Club de Yates, vacío. Las plazas comerciales permanecen cerradas.


Postes caídos y semicaídos, marañas de cables eléctricos, algunos de ellos sueltos y otros por los suelos. Pero eso sí: hay luz en Acapulco.


Precisamente el día de mi visita, los clavadistas de La Quebrada reanudaron sus exhibiciones sin ánimo de lucro, más bien con la intención de entrenar para retomar la forma y estar listos para la temporada decembrina.


El optimismo de los acapulqueños es más fuerte que la potencia del huracán. Esperan la temporada navideña para que sea el envión de la recuperación. En la Costera han instalado dos enormes árboles navideños y un Nacimiento. Algunos restaurantes ya dan servicio y otros van camino de hacerlo. Ya están preparando los tradicionales fuegos pirotécnicos de Año Nuevo. Lo que no sé es en dónde se va a hospedar el turismo.


Me negaba a ir al puerto hasta que no me quedó más remedio. Me sucedía algo parecido a cuando un querido amigo al que conocimos en plenitud de sus facultades físicas y mentales, enferma y declina su salud y fuerza, de tal manera que nos negamos a visitarlo, no por falta de cariño sino porque uno prefiere recordarlo en el apogeo de su vitalidad y se niega a verlo en la decadencia de su existencia.


La única diferencia es que el cuerpo humano cuando entra en la etapa final de la vida es imposible su recuperación. Afortunadamente no sucede lo mismo con la naturaleza que es vital por excelencia. Y Acapulco es, antes que nada, naturaleza. Acapulco persiste y existe por la naturaleza. La reconstrucción se llevará tiempo y dinero, pero va a renacer la bahía mágica con su belleza esplendorosa que hoy agobia mis recuerdos.


Punto final

Muy bien jóvenes, el 80% que aprobó el examen de Matemáticas se puede retirar.

¿Y el otro 40% qué hacemos?



Leer más: Cobertura especial https://www.veme.digital/blog/tags/acapulco 


¿Quieres ayudar?

Aquí una lista verificada de dónde puedes donar


Sociedad civil se moviliza: centros de acopio de la CDMX para damnificados de GuerreroYa se dio a conocer dónde estará el centro de acopio de la Ciudad de México para los damnificados de Guerrero por el huracán ‘Otis’ Ante...


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page