• Admin

Anna Laura de vender gomitas a ser astronauta análoga

En redes se hizo famosa una tamaulipeca que estaba vendiendo dulces para lograr entrar a un internado de la NASA donde sólo fueron aceptados 60 alumnos de todo el mundo.

Desde enero del año pasado, Anna se propuso recaudar lo necesario para poder asistir vendiendo dulces, su caso se hizo famoso en su momento y muchas personas la ayudaron para alcanzar su objetivo.


Después de realizar su estadía en la NASA, hoy Anna está viajando a Pila, Polonia, para convertirse en astronauta análoga y poder desarrollar sus proyectos espaciales.


Un año después, Anna Laura Rodríguez dio a conocer en sus redes sociales que continúa sus estudios y ahora viajará a Polonia para convertirse en astronauta análoga.


En su cuenta de Facebook, Anna Laura Rodríguez publicó una foto en el aeropuerto, donde menciona que se irá a Pila, Polonia, para continuar sus estudios.


La joven originaria de Ciudad Victoria va a realizar, junto a la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), una misión analógica, convirtiéndose en la única mexicana dentro del proyecto. En dicha misión se probarán proyectos espaciales y tendrá una duración de dos semanas.


Además, le dio las gracias al Conacyt y al Gobierno del estado de Tamaulipas por apoyarla en sus estudios, mismos que han podido desarrollarse de manera adecuada a pesar de todos los contratiempos.


Un Astronauta análogo no viaja al espacio (en teoría); su deber es estudiar las posibles condiciones en la que vivirán los astronautas en el espacio, principalmente en otros planetas o astros.


Una vez hecha esta investigación, el o la astronauta análoga se encarga de recrear esos ambientes en la Tierra, en lugares lo más parecido posible a los ambientes extraterrestres.

En otras palabras, el astronauta análogo es el encargado de hacer una simulación de los ecosistemas, para que los viajeros espaciales se “acostumbren” previo a la incursión.

9 visualizaciones0 comentarios