• Admin

Covid-19 dispara pobreza extrema en América Latina; registra su mayor nivel en 27 años

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) informó que la pandemia de Covid-19 disparó la pobreza extrema en Latinoamérica hasta alcanzar a 86 millones de personas, cinco millones más que en 2020, por lo que se registró la mayor cifra en 27 años.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.

“La recuperación económica de 2021 no ha sido suficiente para mitigar los profundos efectos sociales y laborales de la crisis sanitaria”, lamentó la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena.

De 2020 a 2021, el número de personas en situación de pobreza extrema en América Latino pasó de 81 a 86 millones, es decir, del 13.1 a 13.8 por ciento.


“La desigualdad ha quebrado una tendencia, la Cepal había registrado una tendencia a la baja que inició en 2002, pero ahora, aunado a la crisis silenciosa de educación, y problemas muy severos, esta tendencia de la desigualdad ahora está aumentando”, señaló Bárcena Ibarra.

Además, las ayudas sociales disminuyeron, al pasar de 89 millones de dólares en 2020 a 45 mil 271 millones en 2021, por lo que, la secretaria ejecutiva de la Cepal solicitó mantener las transferencias monetarias de emergencia durante 2022.


Entre los países que reportaron un aumento mínimo de pobreza extrema, se encuentran Bolivia, México y República Dominicana, con menos de 2 puntos porcentuales.


Por su parte, los países que más crecieron en desigualdad fueron: Perú, Chile, El Salvador, Bolivia y Colombia.


En el reporte “Panorama Social de América Latina”, la Cepal afirmó que la recuperación del empleo en América Latina ha sido muy lenta, por lo que en 2020 se registró una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) por 6.8 por ciento.


"Los niveles de empleo todavía no llegan a los previos a la crisis, especialmente entre las mujeres”, apuntó Alicia Bárcena.

Finalmente, la Comisión informó que la tasa de desocupación femenina durante 2021 se mantuvo en 11.8 %, en comparación con el 8.1% de la tasa masculina, mientras que, en 2020, los porcentajes fueron de 12.1 y 9.1%, respectivamente.

“También aumentó la proporción de mujeres que no recibe ingresos propios y se mantuvieron las brechas de pobreza en áreas rurales, pueblos indígenas y la niñez”, sentenció la secretaria ejecutiva.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo