top of page
  • Admin

Covid: ¿Qué está pasando en China?

Durante los últimos meses, el descontento por la política de covid cero en China ha ido en aumento; esto después de casi tres años de dificultades económicas y trastornos en la vida diaria. Desatando protestas en todo el país. A medida que las protestas crecían, muchos también exigieron mayores libertades políticas, y algunos incluso pidieron la destitución del líder chino Xi Jinping.


Las manifestaciones fueron desencadenadas por un incendio mortal ocurrido el 24 de noviembre en Urumqi, la capital de la región occidental de Xinjiang. El incendio mató al menos a 10 personas e hirió a nueve en un edificio de apartamentos, lo que provocó la furia general después de que los videos del incidente mostraran que las medidas de cierre habían retrasado la llegada de los bomberos para asistir a las víctimas.


Después de las protestas en China, varias ciudades han relajado algunas de las restricciones por el covid-19 y un alto funcionario sugirió un enfoque más suave para controlar el virus, lo que lleva a especular con que el fin de la política de cero covid podría estar cerca.


Los comentarios del viceprimer ministro Sun sobre la "nueva etapa y misión" de China en el control de la pandemia se produjeron solo un día después de que la Comisión Nacional de Salud (NHC) del país dijera que la rectificación de las medidas actuales contra la pandemia está en marcha, y que los gobiernos locales deberían "responder y resolver las demandas razonables" de manera oportuna.


Hasta el momento,se ha verificado 23 manifestaciones desde este sábado en 17 ciudades chinas, incluida la capital, Beijing, y el centro financiero de Shanghái.

Las protestas públicas son extremadamente raras en China, donde el Partido Comunista reforzó su control sobre todos los aspectos de la vida, lanzó una represión radical contra la disidencia, eliminó a gran parte de la sociedad civil y construyó un estado de vigilancia con alta tecnología.


El sistema de vigilancia masiva es aún más estricto en Xinjiang, donde el gobierno chino está acusado de detener hasta 2 millones de uigures y a otras minorías étnicas en campamentos donde los ex detenidos denunciaron que fueron abusados ​​física y sexualmente.


CNN

5 visualizaciones0 comentarios
bottom of page