• Admin

Descubren una nueva tribu de no contactados en el Amazonas, y corre un gran peligro

Las tribus no contactadas de Brasil y Perú tienen cada vez menos espacio para vivir, y la violencia de los madereros, los mineros y los narcotraficantes, que los exterminan y los expulsan de sus tierras, les obliga a darse a conocer.

Es lo que ha ocurrido hace unos días en Brasil. FUNAI, la agencia federal de asuntos indígenas de Brasil, ha confirmado la existencia de una nueva tribu de no contactados en el Amazonas, desconocida hasta ahora.

Las fotos que ves en esta noticia también son de no contactados, tomadas por la propia FUNAI en expediciones de investigación, pero ya tienen unos años. Como vemos en esta imagen, utilizan machetes de metal porque seguramente han realizado intercambios con otras tribus que sí han contactado con la civilización.

No existen imágenes de esta nueva tribu, ya que nadie ha contactado aún con ellos. Pero FUNAI ha encontrados cestos, tejidos, utensilios y otros enseres, y los ha escuchado hablar en una lengua desconocida. Está ubicada cerca del río Purús, en la zona oeste del Amazonas. Ahora que se conoce su localización, es cuando se sabe que están en verdadero peligro.

En la zona hay asentamientos de agricultores y, si contactan con ellos, aunque sea por azar, podrían contagiarse de covid, la malaría, la gripe, y otras enfermedades. Debido a que su sistema inmunológico no está preparado para ellas, podrían provocar una masacre.

La ONG Survival, que se dedica a defender los derechos de los indígenas, denuncia que las autoridades conocen su existencia desde hace tiempo, y no han hecho nada para proteger a esta nueva tribu de no contactados.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha dicho en varias ocasiones que las reservas indígenas «son un estorbo para los negocios agrícolas», y que todas las tribus deberían ser contactadas e integradas en la sociedad moderna.

Survival pide que se declare La Orden de Proteccion del Suelo, una directiva que anteriormente se aplicaba de forma inmediata. Cuando se declara la orden, la FUNAI lleva a cabo una expedición a la zona, sin llegar a contactar, para determinar el tamaño de la población de la tribu y su territorio. Después establecen un cordón sanitario alrededor, colocando avisos de zona protegida en los alrededores de ese territorio, prohibiendo el paso a los colonos.

De momento esta orden no ha sido emitida, y estos nativos no contactados del Amazonas corren el peligro de morir por enfermedad, o por la violencia que ejercen quienes quieren explotar los recursos de su territorio.

Info: computerhoy.com

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo