• Admin

“Desierto Florido” fenómeno natural espectacular

Pese al cambio climático y la sequía, después de varios años de ausencia, vuelve a florecer el desierto de Atacama, en el norte de Chile.





Tres meses dura este bello fenómeno natural, durante los cuales las yermas planicies del desierto más árido del planeta se cubren de coloridos prados de flores gracias a un invierno generoso en lluvias y nieve.


La masiva floración incluye malvillas, añañucas, huillín, patas de guanaco, garritas de león… en total, unas doscientas especies vegetales.


El desierto de Atacama despertó por la cantidad de agua que trajo la lluvia y el golpe de frío por la nieve que cubrió la cordillera de los Andes, en el norte de Chile, durante el invierno.


El profesor Nicolás García, de la Facultad de Ciencias Forestales y de la Conservación de la Naturaleza (FCFCN), de la Universidad de Chile, explica por qué son necesarias esas dos condiciones:


Para poder florecer las plantas necesitan que las lluvias estén acompañadas de olas de frío. Como llovió en julio, la cordillera de Coquimbo estaba nevada hasta la costa. Cayó mucha agua y mucha nieve.


Este fenómeno natural es único e imprevisible, agrega Rosita Scherson, ingeniera agrónoma y doctora en biología vegetal. Sin embargo, “por el cambio climático, no sabemos cuándo volverá a ocurrir”.


Los periodos de sequías son cada vez más largos. Las últimas grandes precipitaciones con golpe de frío ocurrieron en los años 2015 y 2017.


Plantas dormidas

Las plantas del desierto de Atacama permanecen dormidas bajo la arena. Ahí sus semillas, bulbos o rizomas están acostumbrados a resistir largos periodos sin germinar.


Pero cada cierta cantidad de años, agrega Scherson, también profesora de la FCFCN, cuando llueve lo suficiente (más de 20 mm), despiertan y son capaces de generar nuevas plantas.


Aunque la mayoría son endémicas, algunas están muy amenazadas. La garrita de león, por ejemplo, está en peligro de extinción. Vive en algunas quebradas y sólo florece cada vez que se presenta el fenómeno del Desierto Florido, que activa el ecosistema.


Con la floración, señala García, doctor en botánica, aparecen los insectos polinizadores y sus depredadores (aves y reptiles), así como zorros y otros mamíferos.


Plantas en peligro

Muy raras (son hermosos los prados de garrita de león y los de pata de guanaco), las plantas del desierto de Atacama (a veces aparecen especies nuevas) son de interés para botánicos, aficionados y turistas.


No sólo el cambio climático y la sequía, sino también el saqueo de flores por turistas y aficionados ponen en peligro a las plantas del desierto de Atacama.


En los ramitos de flores que se llevan, advierte García, van potenciales semillas. A mayor saqueo, menor cantidad en el banco de semillas y bulbos para el próximo evento de Desierto Florido.


Automóviles, jeeps, motos e incluso el aterrizaje de avionetas destruyen los reservorios de semillas y bulbos, muchos de los cuales ya no despertarán en plantas que ahora embellecen el desierto de Atacama.


UNAM

3 visualizaciones0 comentarios