• Admin

Develan puercoespín gigante en parque de Los Ángeles

Niños de escuelas de Los Angeles corren a ver un títere gigante de puercoespín en el Parque Elysian en Los Angeles este martes



AP


Percy, un títere de puercoespín de enormes proporciones, emergió de su guarida gigante el martes ante un público escolar y medios de comunicación en un parque de Los Ángeles. La adorable bestia hizo suspirar a los asistentes mientras parpadeaba los ojos, abría la boca y mostraba sus dientes. Tiene una altura de casi dos pisos y su nariz es del tamaño de un Volkswagen.

Es un proyecto de la Alianza de Vida Silvestre del Zoológico de San Diego y la Jim Henson’s Creature Shop. Percy fue presentada para celebrar la inauguración del nuevo Campamento de Exploradores de Vida Silvestre (Wildlife Explorers Basecamp) del zoológico. Tras seis meses de planeación, la marioneta se modeló como un puercoespín de cola prensil, originario de Sudamérica. Tiene una circunferencia de casi 12 metros (40 pies), y unas 2.000 púas de hule espuma cuyas rayas requirieron el equivalente de la pintura para una casa. La cola prensil que le da su nombre a la especie que vive en árboles y come frutos, en este caso existe únicamente en la imaginación. Sólo la mitad del animal sale mientras el resto se queda a salvo dentro de su guarida.

“Está esencialmente basado en un gran muñeco inflable con la adición de una boca, quijada y ojos mecánicos”, dijo Brooke.

Un puercoespín de cola prensil real estuvo en el Parque Elysian cerca del Dodger Stadium. El puercoespín se “perdió” y los niños intentaron atraerlo con bananas.

Entre las especies que se incluyen en el campamento hay tortugas, un ocelote, un caimán, un oso hormiguero conocido como tamandua y, por supuesto, un puercoespín de cola prensil.





En México el puerco espín (Sphiggurus mexicanus) está en peligro

Por destrucción de su hábitat y la persecución de que lo hacen víctima los campesinos, que lo consideran una amenaza para sus cultivos, el puerco espín mexicano está en peligro.


Se encuentra en zonas bajas, aunque se le ve más a menudo en el bosque caducifolio, quizás porque las copas de los árboles son menos elevadas y la visibilidad es mejor que en los bosques pluviales perennifolios.


Se le conoce desde el sureste de México y a través de Centroamérica hasta la parte más occidental de Panamá, área considerada como el límite de su distribución sureña.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo