Dos disculpas y una mentira

EL PRIVILEGIO DE OPINAR Manuel Ajenjo En la mañanera del jueves pasado, el presidente López Obrador en su afán de monopolizar las noticias expresó que la tarde del miércoles el Banco de México había tomado la decisión de subir la tasa de interés a 6.5 por ciento . Todo estaría bien si no fuera porque no corresponde al presidente hacer ese tipo de divulgación. El Banco de México es un órgano autónomo; por lo tanto dar a conocer el aviso correspondía a su gobernadora, Victoria Rodríguez Ceja. Pero se le atravesó el primer mandatario que no asiste a un velorio porque él no es el muerto.

Al día siguiente en la Convención Bancaria celebrada en Acapulco, el presidente ofreció una disculpa pública a la gobernadora de la institución y reafirmó su compromiso de respetar la autonomía de Banxico. Reveló que fue el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, quien le informó sobre la decisión del organismo de aumentar las tasa de interés. Por eso, dijo, pensó que la información ya era pública y la comentó en su conferencia matutina. Por su parte, al titular de Hacienda le hicieron una pregunta al respecto: “El presidente dijo que usted le dio la información: ¿Eso no es ninguna violación, verdad?” El secretario respondió a la manera de la cantante Lucero: ¿Y? Por su lacónica respuesta hoy le diremos: Rogelio Ramírez de la Y.

La segunda disculpa que abordaré, más que una petición de perdón, por la manera en que fue formulada es un galimatías. La alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Xantall Cuevas Nieves, llegó a un acuerdo para reparar el daño ocasionado a tres policías de la Ciudad de México. Sandra fue acusada de robo agravado, abuso de autoridad y discriminación. Entre las medidas establecidas para reparar el daño, la representante de la Alianza va por México, deberá asistir a terapia para el manejo de la ira; pagar el costo de un aparato de radiocomunicación y un celular que fueron dañados; así como retribuir con 30,000 pesos a cada uno de los policías afectados; y el ofrecimiento de una disculpa pública a sus victimas. “Me disculpo, pero no reconozco los hechos”, expresó la alcaldesa. Declaró que se disculpaba: “de corazón con la ciudadanía, con mis partidos, por este trago amargo; y me disculpó también, de corazón, con Eduardo, con Faustino y con Marco (los policías). Si ellos consideran que les hice yo algún daño les ofrezco una disculpa; sin reconocer, insisto, que haya hecho yo algún daño a los compañeros”. Si eso es una disculpa yo soy candidato de corazón al Premio Pulitzer.

En cuanto a la mentira, está en el lado que usted elija: Se filtró una llamada telefónica entre la Coordinadora de Morena al Congreso de Tamaulipas, Úrsula Patricia Salazar, presunta sobrina de AMLO, en la que, supuestamente, se pone de acuerdo con un proveedor para inflar el presupuesto y llevarse un moche. Proveedor.- “¿Cómo estás Paty?” Úrsula Patricia:- “A ver, ¿te acuerdas que te dije que ocupaba efectivo? (…) No los voy a sacar los 50 todos contigo ¿Sí? Los voy a sacar con todos mis proveedores. Por eso te preguntaba. ¿Hasta cuánto tú me puedes devolver en efectivo? (…) Ese dinero yo te lo pago a ti y tú me lo regresas a mí. La cotización que tú me diste, si fueron 98 yo a lo mejor yo le subiría a ciento y algo. ¿Sí me explico?”. La conversación completa se puede escuchar en www.am.com.mx/nacional/Ursula-Salazar-supuesta-sobrina-de-AMLO La diputada aseguró que tiene las manos limpias, que todo es parte de una guerra sucia, que el audio es falso, espurio y tendencioso; sin pruebas y sin testigos para una acusación formal. ¿De qué lado cree usted que masca la iguana? Alguien miente y no soy yo.

Se adelantó

Manifiesto mi tristeza por la muerte de la actriz y gran amiga Raquel Pankowsky, que hiciera el personaje de Martha Según en El Privilegio de Mandar. Descanse en paz.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo