• Admin

El decretazo del gobierno de Veracruz para tomar control de los recursos del Acuario

Es oficial retiran el fideicomiso y desaparece el Acuario de Veracruz, por lo menos con ese nombre, ahora se llamará Aquarium.





En días pasados, el gobernador Cuitláhuac García eliminó el fidecomiso y clausuró el acuario, alegando presuntas irregularidades en su manejo. Tras la indignación de los veracruzanos y de la sociedad en general, Cuitláhuac García optó por entregar el icónico acuario a la procuraduría de protección al medio ambiente.


Hoy el organismo retiró los sellos de clausura y anunció su reapertura al público en las siguientes 48 horas. Más de cien trabajadores esperan ser liquidados y recontratados por la nueva administración. Los observadores indican que bajo una buena administración, el simbólico acuario puede ser autosustentable y salvar a las más de cuatro mil especies que alberga.


De acuerdo con el gobernador, la acción se realizó por diversas irregularidades detectadas por las autoridades ambientales, entre ellas:


Presunto tráfico de especies.


La muerte de un manatí, especie en peligro de extinción (acusando también a los administradores de querer deshacerse del cadáver de manera ilegal).


La celebración de una fiesta dentro del recinto con amenidades dañinas para la fauna marina (como el uso de luces y música) que se realizó en 2019 para celebrar el aniversario del acuario.


A pesar de tener participación, el Gobierno estatal no era tomado en cuenta en las decisiones mayoritarias del Acuario.


El Acuario de Veracruz fue el primero en México en exhibir especies mayores en la pecera oceánica a partir de 1992, junto con rayas, peces óseos y tortugas marinas de gran talla. Posteriormente, para el 2002, como resultado de una gran década se construye un tiburonario con un volumen de 912 000 litros.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo