El tejemaneje del desabasto de medicamentos

El 24 de julio de 2021 de la revista médica The Lancet, se publicó la nota periodística “Lack of medicines in Mexico” elaborada por David Agren, en la que relata las decisiones públicas que han originado la actual crisis de desabasto de medicamentos que se vive en nuestro país y que inició de la mano de la actual administración.

La principal razón, apunta la nota, fue la destrucción del sistema de compras públicas que desde el 2013 y hasta 2018 se realizaban a través de un proceso denominado “Compras Consolidadas” que era organizado por el Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS), la institución de seguridad social más grande de Latinoamérica y, por ende, la mayor consumidora de medicamentos e insumos para la salud.

En 2019 el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, designó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) como la entidad responsable de realizar todas las compras públicas del país, incluyendo la de medicamentos, a través de una oficina llamada Oficialía Mayor. Más tarde, transfirió esta facultad al INSABI, con la firma de un Acuerdo con la UNOPS (julio de 2020), para la compra de medicamentos para el abasto nacional del 2021 al 2024 que, ante el atraso en los resultados, el INSABI autorizó a instituciones y hospitales, realizar compras directas de medicamentos e insumos para la salud. Agren

El 29 de mayo, el titular de la Secretaria de Salud, Jorge Alcocer, anunció que la compra de medicamentos realizada por la UNOPS había generado al país un ahorro de 11,880 millones de pesos; sin embargo, analistas consultados por Agren, señalan que en realidad no se están comprando los medicamentos.

El desabasto más allá de solo medicamentos oncológicos. De acuerdo con la información del Colectivo Cero Desabasto, actualmente el desabasto de medicamentos incluye a medicamentos como metformina, insulinas y vacunas contra la tuberculosis, tétanos y papiloma humano.

Un estado fuera del Insabi ¿Cómo se hacen las compras de medicamento en el Hospital General en Aguascalientes?

En el hospital se compran aproximadamente entre 400 y 430 claves de medicamento y material de curación. Aguascalientes es uno de los 9 estados que no se adhirieron al INSABI, aseguran que no tienen desabasto de medicamentos.

En almacén cuentan con aproximadamente una semana de abasto de medicamento. Diario se hace una solicitud de lo que hace falta con los proveedores autorizados. Se puede gastar hasta 42 mil pesos diarios por proveedor. A tomar en cuenta que hay medicamentos con un costo de 1000 pesos por unidad y hay pacientes que necesitan al menos 8 de estos medicamentos al mes.

El problema más grande que enfrenta el hospital son las licitaciones desiertas. Ningún proveedor responde a las órdenes de compra a los precios oficiales establecidos, generalmente mucho más bajos de los precios que se manejan al público. El número de claves desiertas, medicamentos que quedan sin oferta en la compra consolidada, cayó del 13% en 2013 al 5% en 2018; durante este periodo, los precios disminuyeron un 20%,: INEFAM.

En 2019, a través de un veto presidencial, se impidió a las empresas distribuidoras participar en los procesos de compras públicas de medicamentos al ser señaladas de actos corrupción, sin que a la fecha existan investigaciones o cargos en contra de estas empresas.

La farmacéutica PiSA, era uno de sus principales proveedores, hasta que en enero del 2020 el gobierno de México comenzó una investigación a PISA y otras 5 empresas farmacéuticas. Pisa es una distribuidora mexicana que entre otros maneja: medicamentos genéricos, biomedicamentos, mezclas oncológicas, productos naturistas, genéricos de uso veterinario y farmacias, y otros, como el de almacenamiento y fabricación de material de curación.

De acuerdo con Canifarma, la autorización a PISA solucionaría escasez de medicamentos oncológicos:

De acuerdo con datos de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma) en el caso de medicamentos la UNOPS solo adjudicó el 45%, dejando a miles de niños con cáncer sin tratamiento. “Tenemos una empresa aquí en México, PISA, yo te diría que la más importante de América Latina que era la que fabricaba estos medicamentos oncológicos con mucha eficiencia; no es que hubiera patentes de estos productos, no era un monopolio, aunque las patentes son un monopolio legal permitido porque incentiva la investigación. Era tan eficiente esta empresa que era la que ofrecía los mejores precios y condiciones”, explicó en entrevista Rafael Gual, Director General Canifarmapara. Forbes


La última denuncia se hizo en marzo de este años:

Órgano Interno de Control de Birmex localiza documentos sin firma, fallas en adquisiciones de medicamentos y carencia de estudios de mercado; 98% de contrataciones se han realizado por adjudicación directa.


Cuatro auditorías realizadas entre 2019 y 2021 por la Secretaría de la Función Pública (SFP) muestran cómo el Órgano Interno de Control (OIC) de Birmex (Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México, S.A. de C.V.) ha sido recurrente en encontrar deficiencias y falta de supervisión en los procesos de contrataciones que realiza la firma. Durante ese lapso, Birmex contrató de forma directa unos 12 mil millones de pesos, cantidad que corresponde a 98% de las compras.


El OIC halló deficiencias en la contratación de medicamento controlado, como el fentanilo y propofol; el servicio para la distribución de medicamentos, servicios de vigilancia armada en instalaciones y asesorías jurídicas y fiscales, entre otras.


5 visualizaciones0 comentarios