• Admin

En el 2021 se destruyeron bosques tropicales a un ritmo de 10 campos de fútbol por minuto

De acuerdo con un estudio realizado por el Observatorio Forestal Mundial del Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés) y la Universidad de Maryland, la superficie de bosque tropical destruida en 2021 fue suficiente para cubrir toda la isla de Cuba. Los trópicos perdieron 11,1 millones de hectáreas de cubierta arbórea en 2021.


De particular preocupación son los 3,75 millones de hectáreas de pérdida que se produjeron dentro de las selvas tropicales primarias, áreas de importancia crítica para el almacenamiento de carbono y la biodiversidad, equivalente a una tasa de 10 campos de fútbol por minuto. La pérdida de bosques primarios tropicales en 2021 resultó en 2,5 Gt de emisiones de dióxido de carbono, equivalentes a las emisiones anuales de combustibles fósiles de la India. Los trópicos perdieron 11,1 millones de hectáreas de cubierta arbórea en 2021, según nuevos datos de la Universidad de Maryland y disponibles en Global Forest Watch.


Estas tendencias subrayan cuánta acción se necesitará para lograr los objetivos globales de deforestación cero. En virtud de la Declaración de Líderes de Glasgow sobre Bosques y Uso de la Tierra de 2021, 141 países se comprometieron a “detener y revertir la pérdida de bosques para 2030” colectivamente. Cumplir este compromiso requerirá una disminución constante en la pérdida de bosques cada año durante el resto de la década, una disminución que aún no está ocurriendo en los trópicos en su conjunto. Las excepciones son unos pocos países seleccionados, sobre todo Indonesia y Malasia, donde la pérdida de bosques primarios ha disminuido significativamente en los últimos años, y países como Gabón y las Guayanas, que han perdido el 1 % o menos de sus bosques primarios en las últimas dos décadas.


Lo importante es entender que los bosques, especialmente los tropicales, forman parte del sistema climático global”, dijo a CNN Frances Seymour, miembro del WRI. “Así que no son dispositivos mecánicos de almacenamiento de carbono, en realidad influyen en la transferencia de energía y en el contenido de humedad de la atmósfera de manera que afectan a las precipitaciones, que afectan a los patrones de circulación global”.

Los incendios también desempeñan un papel cada vez más importante en la pérdida de bosques tropicales. Seymour dijo que existe un efecto combinado entre la deforestación y el cambio climático.


“Cuando se produce la deforestación, cuando se pierden los bosques, no solo se aporta carbono a la atmósfera, sino que también se alteran los patrones de precipitación y se incrementan las temperaturas locales de manera que, por ejemplo, los bosques que quedan son más vulnerables a los incendios y a las condiciones más cálidas y secas que conlleva el cambio climático”, dijo Seymour.

https://research.wri.org/gfr/latest-analysis-deforestation-trends

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo