• Admin

En la CDMX hay al rededor de 30 mil casas vacías

De acuerdo con un estudio de la UNAM en la CDMX hay al rededor de 30 mil casas vacías.

Aún así un flujo masivo de familias que están dejando sus hogares en el centro de la CDMX para ir a vivir a sus periferias. Los precios inflados y la especulación inmobiliaria han hecho que las personas busquen alternativas más accesible.


De acuerdo con González Loyde, profesora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, el crecimiento de desarrollo urbano en la Ciudad de México se dio de manera informal en la segunda mitad del siglo pasado, donde se fueron adaptando los servicios y necesidades de los habitantes. “El urbanismo crea ciudades desde cero pero en América Latina primero llegan los habitantes y después se ordena la estructura urbana, ahora estamos en el proceso de entender cómo esos modelos se han integrado a la ciudad actual y de por qué elegimos cierta zona para vivir en lugar de otra”.



En todo México, hay más de 8 millones 669 mil viviendas deshabitadas. Esto representa el 19% del total en el país, según Mariana Sánchez Vieyra, secretaria técnica del PUEC de la UNAM.




A pesar de que el gobierno de Claudia Sheinbaum anunció que se pondrían nueve corredores de vivienda para evitar que 30,000 familias dejaran al año la zona centro de la ciudad, de acuerdo con una investigación de Pie de Página, poco se ha logrado y muchas personas siguen a la deriva.



"Cuando uno se mete a ver qué pasa, es que los grandes desarrollos, los que controlan el mercado de producción, hacen algo a lo que llaman family room. Es una venta previa a amigos e inversionistas, en los que llegan y sacan las preventas de sus desarrollos a 3 años, garantizando que cuando se terminen (de construir) se les garantiza el 25 por ciento de utilidad. En esas ventas, muchos inversionistas llegan a comprar de 10 a 20 volúmenes", cuenta al respecto el doctor Rafael Valdivia.

Un ejemplo de las medidas que el gobierno podría tomar al respecto, señala el especialista y asesor inmobiliario, sería que el gobierno incorporara mecanismos que obliguen a los constructores a liberar la vivienda nueva al mercado en vez de que quede atrapada en ese limbo, para que no se rompa la cadena de suministro sobre el valor de la vivienda.



El plan de Sheinbaum busca dar facilidades administrativas y fiscales (poder construir un par de pisos más de los permitidos) para que las empresas constructoras construyan edificios de vivienda en zonas centrales de la ciudad. A cambio de estas facilidades, los constructores deberán destinar el 20 por ciento de esas casas a “vivienda incluyente” con un precio menor al millón 400 mil pesos. Estos edificios solo se podrán construir en ciertas zonas, llamadas corredores de vivienda, ubicados a lo largo de avenidas como Reforma y Eje Central.


Esto, de acuerdo con especialistas, no logrará remediar la expulsión. Ante un mercado con precios inflados, resulta inaccesible para la mayoría de los habitantes. De acuerdo con datos de Centro Urbano, un sitio de noticias de desarrollo urbano, a una familia que gana más de 13 mil pesos le podría alcanzar para comprar una casa de 700 mil pesos (la mitad de los departamentos de los corredores de vivienda, que ya suena a una ganga en el centro de la ciudad, según los precios de mercado). Para darnos una idea, en la Ciudad de México, solo el 20 por ciento de la población económicamente activa gana más de 15 mil pesos mensuales, según datos del INEGI.


En Ciudad de México se necesita un estudio profundo sobre el mercado inmobiliario, que permita echar luz y abra el entendimiento de lo que pasa en los departamentos de la ciudad.


Investigación completa https://piedepagina.mx/corredores-de-vivienda-accesible-en-cdmx-insuficientes-ante-especulacion-inmobiliaria/


https://unamglobal.unam.mx/la-ciudad-de-mexico-vive-una-grave-crisis-de-vivienda/


9 visualizaciones0 comentarios