Escuela de todos: Tosepan Kalnemachitiloyan, educación colectiva y autogestión en Puebla

Ubicada en Cuetzalan, Puebla, la escuela Kalnemachitiloyan de la cooperativa Tosepan es un espacio de estudio para las niñas y niños de la comunidad, con el objetivo de procurar el medio ambiente, cultivar la colectividad y promover la lengua náhuatl.


El modelo escolar apuesta por la comunidad para que, al terminar de estudiar, las niñas y los niños de la cooperativa puedan integrarse a trabajar sin tener que dejar sus hogares.


Además de los conocimientos básicos que brinda la escuela, los padres de familia enseñan a los alumnos los oficios de la comunidad, entre los que se encuentran: la siembra, apicultura y las artesanías, entre otras.

Fundada el 1977, la cooperativa Tosepan Titataniske, cuyo significado en náhuatl es “Unidos venceremos”, radica en Cuetzalan y registra un total de 34 mil familias, de las cuales, la mayoría pertenecen a los grupos originarios nahuas y tutunakus.


La idea de la comunidad es mejorar la calidad de vida de todos sus miembros, sin afectar su identidad cultural.


Es necesario otro modelo educativo colectivo: María Luisa Albores

El pasado 6 de junio de 2019, la exsecretaria de Bienestar, María Luisa Albores, aseguró que es fundamental crear un proyecto educativo que funcione entre las niñas, niños, padres de familia, comunidades y ejidos.


La titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) sugirió impulsar a las escuelas comunitarias como la de Tosepan Kalnemachtiloyan, con un modelo creado por la cooperativa indígena Tosepan Titataniske.


Explicó que el modelo Tosepan Kalnemachtiloyan promueve el cooperativismo, por lo que la toma de decisiones se realiza durante una asamblea.


“El camino que se sigue para construir un proceso educativo es algo que no tiene término, que se reinventa día a día y que está vivo y es más rico si se construye en práctica colectiva. Eso es lo que se está haciendo hoy”, sentenció.
6 visualizaciones0 comentarios