top of page
  • Admin

Fracasotote

Por Manuel Ajenjo Alguien dijo que el futbol es lo más importante de lo menos importante. De acuerdo, sin embargo en un país adolescente como el nuestro, con un promedio escolar de tercero de primaria, donde se lee poco y se piensa menos, el futbol es el más importante distractor social, por esto y otros motivos una glosa de este deporte cabe en una sección de Política y Sociedad como la que le brinda espacio a esta columna. Hace unos días, el periodista Diego Badillo, me hizo una entrevista, a propósito del Mundial de Futbol, para un reportaje en El Economista. En dicha entrevista expresé que la selección mexicana de futbol era un globo que se inflaba en cuatro años y se desinflaba en cuatro partidos. Esta vez creo que la frase le vino grande a la selección que a decir de Roy Campos en la misma reseña de Badillo, llegó al mundial “con la peor imagen de su director técnico y del desempeño del equipo previo a este evento”. Incluso recordó que “en justas mundialistas anteriores, previamente se calentaba el ambiente mediáticamente más y ahora no. En esta ocasión, en general, los mexicanos ni conocen quiénes son los jugadores”. Lo anterior puede interpretarse como que al Mundial de Qatar el globo llamado selección mexicana de futbol llegó solamente medio inflado, por eso para desinflarlo bastaron únicamente los tres partidos de grupo. Irse a casa después de la primera fase no le ocurría a un seleccionado mexicano desde el Mundial Argentina 78, donde se perdieron los tres partidos. Podrá decirse que ahora se empató, se perdió y se ganó, pero el fracaso mayúsculo es el mismo. Es cierto que el día de ayer al empezar el segundo tiempo contra Arabia Saudita, dos goles despertaron la esperanza de todos los que amamos al futbol y al seleccionado nacional. La ilusión creció cuando el buen juego de nuestros connacionales se combinó con el marcador de dos a cero de Argentina sobre Polonia. Ya para finalizar el encuentro los árabes anotaron un gol. Perdieron el partido pero nos eliminaron del torneo. Aún en el supuesto que Arabia Saudita no hubiera anotado, México necesitaba, por fuerza, un gol más para calificar. Con el 2 a cero de México y de Argentina, mexicanos y polacos quedaban empatados en puntos y average pero éstos hubieran pasado a la fase siguiente por la Ley del Fair Play, es decir tenían menos tarjetas amarillas que los mexicanos. Ahora a los seleccionados mexicanos, al Tata Martino y a su abultado cuerpo técnico, no les queda otra que elegir: ventanilla o pasillo, pollo o pasta. El fracasotote del desinflado globo mexicano en Qatar debe ser tomado en cuenta por los dueños de los equipos de futbol de la Primera División y por la dirigencia de la Federación Mexicana de Futbol que, en pro del negocio y en contra del deporte, han permitido cosas inconcebibles como la abolición del ascenso y descenso; el permitir la contratación de hasta 10 extranjeros por equipo y la utilización de ocho de ellos por partido. México es el único país del mundo donde un equipo que quede en el lugar 12 de 18 en el torneo regular, puede aspirar a ser campeón en la Liguilla. Frases casi célebres de futbolistas Reinaldo Merlo, mediocampista de River Plate de Argentina, famoso por ser incansable en la cancha dijo: “¿Que cuántos pulmones tengo? Uno como todo el mundo”. Otro argentino, el Apache Carlos Tévez, jugador surgido del Boca Junior, expresó: “A medida que uno va ganado cosas, se hamburguesa”. Edinson Cavani, uruguayo, jugador del Valencia de España, manifestó: “Como todo equipo africano, Jamaica será un rival difícil”. El español Sergio Ramos, actualmente en el Paris Saint Germain, habló de su infancia: “Cuando éramos niños, a muchos amigos les gustaba el baloncesto y a otros el básquet”. Lukas Podolski, exseleccionado alemán, hizo la siguiente definición: “El futbol es como el ajedrez, pero sin dados”.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page