• Admin

Fumigaciones aéreas ocasionan muerte masiva de abejas en Yucatán



En época de siembra de soya, maíz y arroz los labriegos escuchan el zumbido de las avionetas que fumigan los campos agrícolas de la Península de Yucatán, donde el uso de éstas tiene alta demanda porque en dos horas pueden esparcir agroquímicos en un área de hasta 300 hectáreas, los cuales no solo aniquilan todo tipo de insectos, como las abejas, sino que el viento los dispersa en un radio de tres kilómetros y contaminan pozos o cuerpos de agua, donde beben animales y seres humanos.

En el municipio de Hopelchén se fumiga de manera cotidiana durante toda la temporada de producción de soya y sorgo. En época de cosecha, se aplican herbicidas, “casi a diario”. En Campeche cada vez son más comunes las fumigaciones aéreas en toda la zona sembrada con soya, principalmente, aunque también en cultivos de maíz y sorgo; igual, en los municipios de Tizimín y Tekax en Yucatán; y en el área de Bacalar, en Quinta Roo –en cultivares de soya de menonitas–. Quienes fumigan son productores individuales, principalmente, pero en el caso de Yucatán (Tizimín) también hay empresas, aseguran fuentes consultadas.

Los químicos que se arrojan desde las alturas no sólo matan a miles de colmenas, sino que han impactado “nuestro sistema de vida y de salud. Ha habido enfermedades de la piel en adultos y niños, quienes son más frágiles; Hay casos de diarrea por los residuos de glifosato que están en el agua y afectan a los chamacos”. Las abejas mueren todos los días, hay una muerte masiva a nivel peninsular debido a las fumigaciones aéreas. La agroindustria hoy se establece en la región ganando terreno, con la siembra de transgénico, arroz, soya, lo que está ocasionando que las abejas se envenenen y mueran, expresa en un videomensaje para la conferencia Hablemos de las Abejas, organizado por la subsecretaría de Autosuficiencia Alimentaria de la Secretaría de Agricultura, que se realizó este 12 de agosto, con motivo del Día Nacional de las Abejas, que se celebra el 17 de agosto.

La apicultura maya, conocida en el mundo como la “guardiana de las abejas”, asevera que lo anterior sucede sin que las autoridades competentes hagan algo, porque ha habido denuncias y reportes sobre muertes de abejas; sin embargo, ”el sistema está desfasado y no tiene capacidad de responder al problemas que enfrentamos en la Península de Yucatán con la muerte de las abejas”.

Con info de Imagen Agropecuaria

1 visualización0 comentarios