• Admin

La de Mariúpol es una de las mayores tragedias humanitarias de esta invasión

Este es el parte de la guerra que vino del este, día 34


En la ciudad de Mariúpol, que está casi destruida continúan atrapados unos 160 mil civiles. No pueden salir de la ciudad por el fuego cruzado. Se resguardan donde pueden de los constantes bombardeos. No cuentan con agua ni alimentos y por los contantes ataques, tampoco es posible establecer un corredor seguro para que la población escape. Hasta el momento se calcula que han muerto unas cinco mil personas en esa ciudad. La de Mariúpol es una de las mayores tragedias humanitarias de esta invasión.


Nuevas conversaciones

Ucrania ofrece a Rusia su renuncia a la OTAN a cambio de obtener garantías de seguridad en su territorio. Los negociadores enviados por Moscú y Kiev reanudan los contactos en Estambul. Moscú anuncia que reduce las operaciones militares en las áreas de Kiev y Chernihiv ante el avance en el diálogo

Las primeras conversaciones cara a cara en dos semanas entre Rusia y Ucrania comenzaron el martes en Turquía y dieron algo de esperanza de que se hicieran avances para poner fin a un conflicto convertido en una sangrienta guerra de desgaste.

Un asesor del presidente de Ucrania dijo que la reunión en Estambul se centraba en asegurar un cese el fuego y garantías de seguridad para Ucrania, temas clave de las infructuosas conversaciones anteriores.

Antes de las conversaciones en Estambul, el presidente de Ucrania dijo que su país estaba dispuesto a declararse neutral, como ha reclamado Moscú, y está abierto a un compromiso sobre la disputada región oriental de Donbás, unas declaraciones que podrían dar impulso a las negociaciones. Pero advirtió que la “guerra cruel” seguía en marcha y que los ucranianos estaban pagando con su vida los reparos de Occidente a imponer sanciones más duras sobre Moscú. Sin embargo, mientras los negociadores ocupaban sus puestos las fuerzas rusas atacaron un depósito de combustible en el oeste de Ucrania y demolieron un edificio del gobierno en el sur, lo que causó víctimas mortales.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, dijo a los dos bandos reunidos para negociar que tenían una “responsabilidad histórica” de poner fin a la violencia. “Creemos que en una paz justa no habrá perdedores. Prolongar el conflicto no beneficia a nadie”, manifestó el líder turco al recibir a las dos delegaciones, sentadas en lados opuestos de una larga mesa.

El objetivo de Putin de conseguir una victoria militar rápida se ha visto frustrado por una firme resistencia ucraniana, pero aún no había muchas esperanzas de grandes avances en la negociación. La secretaria británica de Exteriores, Liz Truss, resumió el escepticismo entre los aliados occidentales de Ucrania al decir que no pensaba que el presidente de Rusia fuera se tomara “en serio las negociaciones”.

Los combates se han convertido en un tira y afloja. Las fuerzas ucranianas retomaron Irpín, un importante suburbio al noroeste de la capital, Kiev, según dijo el lunes por la noche el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy. Sin embargo, advirtió que las tropas rusas se reagrupaban para retomar la zona.

“Aún tenemos que pelear, tenemos que resistir”, dijo Zelenskyy en su mensaje en video de cada noche a la nación. “Esta es una guerra cruel contra nuestro país, contra nuestro pueblo, contra nuestros hijos”.

Las conversaciones anteriores entre los dos bandos, celebradas en persona en Bielorrusia o por videoconferencia, no lograron hacer progresos ni poner fin a la guerra iniciada hace más de un mes, que ha matado a miles de personas y expulsado a millones de sus hogares, incluidos casi 4 millones que han abandonado el país. Rusia reclama desde hace tiempo que Ucrania renuncie a entrar en la OTAN, que Moscú considera una amenaza. Zelenskyy indicó durante el fin de semana que podría aceptarlo, indicando que Ucrania estaba dispuesta a declararse neutral, aunque ha hecho hincapié en que el país necesita recibir sus propias garantías de seguridad como parte del acuerdo.




8 visualizaciones0 comentarios