• Admin

La polarización nuestra de cada día

EL PRIVILEGIO DE OPINAR

Manuel Ajenjo Un fantasma recorre nuestra nación: el fantasma de la polarización. Si bien el verbo polarizar, según la Real Academia de la Lengua Española, está relacionado con la física, en su tercera acepción define que polarizar significa “orientar en dos direcciones contrapuestas”, tal vez de ahí provenga el cambio de sentido que María Moliner ya recoge en su lexicón como una sexta acepción del verbo: Polarizar: “dirigir las ideas u opiniones de un grupo humano hacia polos opuestos”. El mismo diccionario Moliner define el cuarto significado del sustantivo polo: “Se emplea para establecer una oposición radical entre dos cosas”; y pone un ejemplo: “Lo que dices tú es el polo opuesto de lo que dice él”.

Así está, para nuestro mal, la sociedad mexicana: dividida en extremos opuestos, sin que ninguna idea tenga cabida en la parte media de la escala política. O estás a favor o estás en contra del presidente López Obrador y la 4T. Liberales y conservadores. Chairos y fifís. Si bien en política no es sano la existencia de la unanimidad, tampoco es válido la inquina antagónica.

En el centro de esta división irreconciliable esta la figura de Andrés Manuel López Obrador, él es el eje de la crítica violenta y magnificada de sus malquerientes y la adoración acrítica y cuasi religiosa de sus partidarios. La menor y merecida crítica a su accionar de él o de sus colaboradores es considerada un desacato patriótico. Las dos posiciones inhiben a aquellos que vemos la realidad nacional sin maniqueísmo y que queremos emitir nuestra opinión sin que las fuerzas que apoyan al presidente la agranden y aclamen –si la consideran a favor- o la menosprecien y descalifiquen —en caso de estimarla contraria—. Lo mismo sucede con el sector que considera todo lo que provenga del tabasqueño como un disparate.

En la actualidad la vida pública nacional se desarrolla en una lucha de alteraciones emocionales, más que en un concierto de razonamientos reales. Hoy la opinión pública nacional se forja en las conferencias mañaneras del presidente que no suelta prenda acerca de los verdaderos motivos de la renuncia de su colaborador, Julio Scherer Ibarra, apoya al fiscal Alejandro Gertz Manero en su ignominiosa y obsesiva venganza, y hasta se da el lujo de destapar a posibles candidatos de la oposición para el 2024.

Del Bronco y otros detalles

La mañana del martes fue detenido en su rancho por elementos de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales y por integrantes de la Agencia Estatal de Investigaciones y de la Fuerza Civil, Jaime Rodríguez Calderón el Bronco, acusado de haber utilizado recursos públicos y a funcionarios estatales en la consecución de las firmas requeridas para competir como candidato independiente en las elecciones presidenciales del 2018. El exgobernador de Nuevo León fue trasladado al penal de Apodaca construido durante su administración. Ésta circunstancia me recordó un viejo chiste: Charlaban el gobernador y su secretario de Obras Públicas sobre la construcción de una escuela o una cárcel en la entidad. El secretario se inclinaba por la escuela, el gobernador por la cárcel con el siguiente argumento: A la escuela ya fuimos, a la cárcel podemos ir.

Vicente Fox, al que hasta lo que no se come le hace daño, emitió un tweet donde se lee: “Más marranadas, canibalismo puro: Bronco a Medina… El ‘chamaco’ a Bronco. Aguas ‘chamaco’ estas (sic) muy joven para meterte entre las patas de los caballos”. A mi se me hace que Fox está celoso de la pareja gubernamental que constituyen el “chamaco” Samuel García y su esposa Mariana Rodríguez. Ésta maneja un presupuesto de 300 millones de pesos en “Amar a Nuevo León”, institución creada ex profeso para ella.

Punto final Tacto es la capacidad de decirle a alguien que se vaya a la chingada de tal manera que le entusiasme el viaje.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo