• Admin

De tamales, tlayudas y doraditas; ser vendedor ambulante en México

En el primer trimestre de 2022, 31 millones de personas trabajan en la informalidad, lo que representa un aumentó en 1.8 millones respecto al mismo lapso de 2021, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Dicha cifra representa el 55.2% de la población ocupada en el país. Estas personas no cuentan con prestaciones ni seguridad social.


La “actividad del comercio ambulante es tan antigua como la historia de la urbe” Victoria Contreras. En el caso de la Ciudad de México, el comercio ambulante se sitúa en profundas raíces históricas. El tianquiztli, la forma de mercado de los aztecas, abre el recorrido histórico del comercio ambulante.


En números:


Un persona del mercado informal puede ganar más de 15 mil pesos mensuales, con la venta de botellas de agua, confitería o botanas en los alrededores de Palacio Nacional, poco más que un profesionista egresado del área de Ciencias Biológicas en México.

La fuerza laboral de Vendedores Ambulantes durante el segundo trimestre de 2021 fue 1.43M personas, cuyo salario promedió los $3.38k MX trabajando alrededor de 32.8 horas a la semana.


La edad promedio de Vendedores Ambulantes fue de 43.2 años. La fuerza laboral se distribuyó en 46.2% hombres con un salario promedio de $4.26k MX y, 53.8% mujeres con salario promedio de $2.62k MX.


Los mejores salarios promedio que recibieron Vendedores Ambulantes fueron en Coahuila de Zaragoza ($5.91k MX), Sinaloa ($5.58k MX) y Chiapas ($5.24k MX), mientras que la fuerza laboral fue mayor en Estado de México (254k), Ciudad de México (141k) y Veracruz de Ignacio de la Llave (106k).


En términos de industrias, los mejores salarios promedio se evidenciaron en Comercio al por Menor de Artículos de Ferretería, Tlapalería y Vidrios ($13k MX), Comercio al por Menor de Muebles para el Hogar y otros Enseres Domésticos ($7.07k MX) y Comercio al por Menor de Automóviles y Camionetas ($5.75k MX), mientras que la fuerza laboral se concentró en Comercio al por Menor de Bebidas, Hielo y Tabaco (399k), Comercio al por Menor de Mobiliario, Equipo y Accesorios de Cómputo, Teléfonos y otros Aparatos de Comunicación (234k) y Comercio al por Menor de Ropa, Bisutería y Accesorios de Vestir (191k).


Del total de trabajadores informales 54% corresponde a mujeres con un salario promedio de $2.62k MX y 46% a hombres con un salario promedio de $4.18k MX.


A nivel de entidades federativas, Querétaro tuvo el mayor porcentaje de trabajadores informales con 100% correspondiente a 18.2k de 18.2k trabajadores, mientras que la entidad federativa con menor porcentaje de trabajadores informales fue Baja California con un 90% correspondiente a 30.5k de 33.9k trabajadores.


dataMéxico


Los ambulantes pagan impuestos


Los vendedores informales no pagan impuestos, pero la mayoría están sometidos al cobro de piso, a la Alcaldía correspondiente y a grupos criminales. Analistas en seguridad como Héctor de Mauleón advierten que el cártel jalisciense es el nuevo “dueño” de las calles de la Ciudad de México.


En Tepito, los vendedores ambulantes están obligados a comprar los productos que la Unión Tepito les vende (piratería). En Iztapalapa, los pequeños empresarios deben pagar para que los dejen trabajar, y los vendedores de autos deben entregar una comisión por cada unidad vendida.


La informalidad es una actividad comercial que reporta grandes utilidades económicas a las bandas criminales, toda vez que los vendedores informales no pagan impuestos y no cumplen con ninguna regulación.

Nayeli


Nayeli se levanta todos los días a preparar los tamales que venderá por la mañana en las calles del Centro Histórico de la ciudad. Por las tardes estudia arquitectura.


Todos los días vende hasta el último tamal. Para muchos es la única comida del día. Durante la pandemia si no salía a vender su mercancía no comían, ella, su madre y sus dos hijos. Uno de los cuáles a la edad de 10 años, la ayuda diario con el puesto.


"Los polis pasan por su tamal diario, así me dejan vender aquí. Muchos me agradecieron durante la pandemia que si no salía, pus ese día había qué buscar dónde comer".

Nayeli es el sostén económico de su familia, ella dos hijos y su madre. Su sueño ser arquitecta.


"Todos los días que vengo con mi tambo me paro enfrente de un edificio diferente, mi mamá venía antes que yo. Conozco el centro de memoria".
45 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo