• Admin

Mi casa está en otra parte; historias más allá del muro

Sinópsis

Documental animado que cuenta tres historias de jóvenes pertenecientes a familias mexicanas que migraron ilegalmente a Estados Unidos en busca de mejores oportunidades. A través de testimonios reales, íntimos y narrados en primera persona por los propios jóvenes y sus familias, se expresa la complejidad emocional y cultural en la que viven al ser inmigrantes indocumentados. Jasmine y sus padres mexicanos —ambos indocumentados— residen en Miami, pero viven con el miedo permanente de ser descubiertos y deportados. Elizabeth y Evelyn son hermanas, crecieron juntas, pero ahora establecen una relación a distancia; Evelyn prefiere vivir en México, aunque es la única de la familia que es ciudadana americana. Lalo, siendo un niño, llegó con su familia y creció en Utah, vivió como un joven estadounidense hasta que lo arrestaron y deportaron; ahora tiene que enfrentarse a una vida en un país que le es ajeno. Las historias son presentadas y entretejidas, en un peculiar “espanglish”, por Lalo “El Deporte”, ahora un poeta del spoken word, quien interpela constantemente al espectador con poderosas críticas a través de sus juegos de palabras. Cada relato tiene un estilo de animación propio, producido por diferentes equipos de animadores; sin embargo, el filme ensambla una historia coral emotiva donde los protagonistas narran sus historias —testimonios dolorosos pero resilientes— para resignificar sus experiencias y luchar por los derechos de los migrantes.



Producción de Jorge Villalobos y Carlos Hagerman que se presentó en el festival DocsMx.


¿Cómo contar las historias de la migración? ¿Quiénes deben ser sus protagonistas?


Jorge Villalobos y Carlos Hagerman lo entendieron bien. Por eso, en su último filme Mi casa esta en otra parte, decidieron recurrir a otro formato: el del documental animado. En la película las historias de tres jóvenes de unas familias mexicanas que migraron sin documentos a los Estados Unidos cuentan su historia. Así como los retos de quedar atrapados en medio de una política migratoria que les impide vivir sin miedo.

“Nosotros en Brincas –estudio de animación– abordamos desde la animación temas sociales como derechos humanos, familiares de desaparecidos, movimientos feministas y personas con síndrome de Asperger. Nos hemos dado cuenta que la animación es la mejor forma de conectar emocionalmente con el público” soltó a bocajarro Jorge Villalobos. Pie de página



11 visualizaciones0 comentarios