• Admin

Narran la historia de México desde el género




Para hacer una revisión de los temas de género en la historia de México, el Centro de Estudios para Extranjeros (CEPE), la Coordinación para la Igualdad de Género (CIGU) y la sede UNAM Alemania (Centro de Estudios Mexicanos) organizaron un ciclo de conferencias en el que, durante una semana, expertos reunidos por la Universidad Nacional difundieron algunas temáticas del Seminario Historia de Género y Sexualidad, con el que compartieron sus conocimientos de manera virtual desde México hasta Alemania.


“El género es un tema con grandes perspectivas. Crear una nueva historia significa cambiar estructuras y analizar este asunto desde el punto de vista cultural, no solamente biológico”, dijo durante la inauguración del ciclo José Alejandro Velázquez Montes, titular de la sede UNAM-Alemania.

Por su parte, Alberto Vital Díaz, titular del CEPE, consideró que las instituciones involucradas han hecho un extraordinario trabajo conjunto para compartir conocimientos, y señaló que la combinación de género e historia es un buen acierto, un campo de estudio en el que la UNAM se mantiene a la vanguardia.


Tamara Martínez Ruiz, coordinadora de la CIGU, celebró la capacidad de articulación para lograr el evento, el cual incluye una revisión histórica cuyo análisis es fundamental para cambiar a la sociedad. Recordó que la desigualdad de género es la mayor de las desigualdades y que “en la Universidad nos corresponde hacernos cargo de la violencia y abordarla desde la enseñanza y el aprendizaje”.


Las cinco conferencias virtuales del ciclo que se presentaron con traducción o subtituladas al alemán son: Los valores sexuales del mono entre los antiguos nahuas; Ángeles, demonios y santos, sexo y género en el cristianismo novohispano; Masculinidad decimonónica: normas y transgresiones; Las mujeres estudian, profesionalización, juventud y género a mediados del siglo XX; y el recital literario Miradas diversas, escritoras mexicanas en voz alta.


Mono, figura sexual para los nahuas


Durante la primera conferencia del ciclo, titulada El mono excesivo y la persona deshumanizada: valores sexuales del mono entre los antiguos nahuas, Jaime Echeverría García, egresado del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM y actual profesor de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad La Salle, se refirió al símbolo que el mono tuvo entre los antiguos nahuas.


“La sexualidad en la época prehispánica es muy poco estudiada”, afirmó.

Con ejemplos de códices y representaciones en vasijas y sellos, explicó que el mono está asociado en términos positivos al juego, la fertilidad, a la parte lúdica y a las artes; en tanto que del lado negativo se relaciona con el exceso, la seducción, la lujuria y la muerte. “Este animal es un símbolo de transgresión, especialmente en el plano sexual”, comentó.


Los nahuas representaron principalmente a los monos araña, a los que describen en sus vestigios como burlones, divertidos, capaces de contar chistes y de divertir a la nobleza. “Si una persona se portaba mal, se revertía a la actitud del mono y podía estar ligado a la prostitución”, explicó.


Las manos y los pies torcidos en las representaciones de estos animales dan cuenta de su transgresión, así como a veces la cabeza inclinada hacia un lado. “El mono era excesivo, no controlaba sus impulsos, tenía una fuerte carga sexual y cualidades seductoras, de amante”, precisó.


“Los monos tenían para los antiguos nahuas una representación de quien viola la norma. Para nuestros ancestros, una vida adecuada estaba centrada en la moderación y en una moral rigurosa. En ese sentido el mono era una antítesis representada simbólicamente.”

gaceta.unam.mx

6 visualizaciones0 comentarios