top of page
  • admin

Por inseguridad y con el rostro cubierto, mujeres Huicholes piden ayuda a ‘El Mencho’

Mujeres huicholes (wixaritari) piden ayuda a ‘El Mencho’ para ponerle un alto al jefe de plaza del CJNG


Indígenas Wixaritari, hartas del acoso y abusos del jefe de plaza del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Jalisco, recurrieron a un mensaje directo al líder máximo, Nemesio Oseguera, «El Mencho».


Las mujeres wixaritari, cubriendo sus rostros por temor a represalias, pidieron a «El Mencho» que intervenga y detenga los atropellos cometidos por «El Rojo«, responsable señalado de cobro de piso, extorsión, asesinatos y desapariciones.


La comunidad describió una situación caótica y expresó sentirse insegura y desprotegida desde la llegada de «El Rojo».

Denunciaron retenes ilegales, extorsiones a ganaderos, comerciantes y alcaldes, quienes eran obligados a pagar cuotas mensuales. La impunidad reinaba en la zona, generando miedo y silencio en la población, que se encontraba temerosa de denunciar.


En el video, las indígenas solicitaron a «El Mencho» su regalo de Año Nuevo: la destitución de «El Rojo» y la aplicación de justicia.


Expresaron que la comunidad no se había enfrentado a esta violencia antes y que, de tener armas, ellas mismas tomarían medidas para protegerse. Además, pidieron al CJNG que respete su cultura, usos y costumbres, destacando la autenticidad de los pueblos wixaritari.

Las mujeres wixaritari lamentaron que la violencia del CJNG se haya dirigido hacia una comunidad que vive en paz y se dedica al trabajo. Hicieron un llamado a la intervención directa del líder del cártel para poner fin a la situación.


Esta solicitud de ayuda surge después de que en 2022 se informara sobre retenes realizados por el CJNG en la Región Norte de Jalisco, con reportes de pérdidas de vehículos, robos de celulares y agresiones a residentes.




huicholes sierra occidental

¿Quiénes son los Huicholes o Wixaritari?

Los Wixaritari, también conocidos como Huicholes, son un grupo étnico indígena que reside en la región montañosa de la Sierra Madre Occidental en México. Su nombre autodenominado es "Wixaritari", que significa "la gente" en su lengua, el huichol o wixárika.


Los Wixaritari son conocidos por su rica tradición cultural, que incluye prácticas espirituales, rituales y arte colorido. Son famosos por sus elaboradas artesanías, como los intrincados chaquira (objetos decorados con cuentas) y los yarn paintings (pinturas con hilos) que reflejan sus creencias y mitología.


La cosmovisión de los Wixaritari está profundamente arraigada en sus prácticas religiosas, que involucran el uso de peyote, una planta alucinógena considerada sagrada. El peyote desempeña un papel central en sus ceremonias religiosas y rituales de comunión espiritual.


A pesar de los desafíos que enfrentan, como la presión sobre sus tierras y recursos, los Wixaritari han trabajado para preservar y transmitir su rica herencia cultural de generación en generación.


Rehenes de los cárteles


"En este lugar me tocó estar en la línea de fuego de la lucha desde 1990, las tierras comunales estaban en manos de ganaderos mestizos que habían sido tolerados por arrendamientos de los comuneros; así, cada año llegaban unas 500 cabezas de ganado. Me separé y regresé cuando vi estos campos floridos con opio; dice el dicho que nadie sabe para quién trabaja...".

El maestro (cuyo nombre verdadero se omite por seguridad) es pesimista: las tres comunidades de la región Wixárika de Jalisco están sitiadas por los intereses de los narcoproductores, lo que los pone en situación de alta precariedad por tratarse de una zona accidentada, mal comunicada, y de fronteras porosas. Son los confines de Jalisco, Nayarit, Durango y Zacatecas, territorios históricamente olvidados y que hoy conforman un corredor de cultivos y trasiego de enervantes de bandas rivales, como los cárteles de la familia Beltrán Leyva y de Sinaloa, enfrentados a la prodigiosa expansión del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En mayo del 2017 asesinaron a los hermanos Agustín y Miguel Vázquez, a manos de presuntos sicarios del CJNG, en Tuxpan de Bolaños. La autoridad comunal de Wuat+a (San Sebastián Teponahuaxtlán) señala que ha permanecido en la impunidad: no hay detenidos, no hay juicio, y la huella de los señores de la amapola inunda sus vidas y desafía el control comunal sobre el vasto territorio montañoso.


420 mil hectáreas es la superficie aproximada que abarcan los títulos virreinales de Wuaut+a, Tatei-kie y Tuapurie

160 mil ha es la superficie aproximada que perdió Tatei-kie con las fragmentaciones de sus anexos en Nayarit y Durango

30 años es el tiempo en que llegaron los sembradíos de narcóticos a la región; pero es en los últimos diez cuando el problema se desbordó



55 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page