• Admin

¿Presencial o virtual? Beneficios y desventajas de la educación en línea


La emergencia sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19 desató una crisis sin precedentes en todos los ámbitos, sin embargo, la educación fue uno de los sectores más afectados, al provocar el cierre masivo de las actividades presenciales en las instituciones educativas de más de 190 países.


En México, por las medidas de confinamiento, la Secretaría de Educación Pública (SEP) implementó un modelo de educación a distancia, a través del programa Aprende en casa, en el que los estudiantes sintonizaban las clases en su televisión.


Por su parte, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) señaló que, desde antes de que iniciara la pandemia, la educación en el continente ya estaba deteriorada por los altos índices de pobreza y de desigualdad.


De acuerdo con el informe “De la emergencia a la recuperación de la pandemia por la Covid-19: la política social frente a desastres” del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en México, los estudiantes necesitan energía eléctrica para sintonizar las clases, además de internet y una computadora para realizar tareas, sin embargo, miles de niños no tenían los recursos para asistir a la escuela en un formato virtual.

Por su parte, según un estudio de la Asociación de Internet MX, solo el 28% de los profesores se encontraban preparados para enseñar a sus alumnos ante la emergencia sanitaria.


¿Presencial o virtual?


En México, el ciclo escolar 2021-2022 regresó a los estudiantes a las aulas, sin embargo, ante los repuntes de contagios por Covid-19 y la llegada de la variante Ómicron, cientos de escuelas regresaron a las clases virtuales.


Para el profesor de origen peruano, Juan Francisco Baldeón, la educación a distancia tiene desventajas para los alumnos:

- Desconexión entre los alumnos y los docentes, la relación entre ambos es nula para el proceso de aprendizaje.

- No hay una respuesta verbal por parte de los estudiantes, al no estar obligados a conectarse a clases con la cámara activada, por lo que los docentes no saben si los estudiantes comprendieron correctamente un tema.

- Al no formar parte de un aula presencial, no existe motivación por parte de los estudiantes.

- Gran parte de los alumnos no tienen una sala o un espacio de estudio, algunos no cuentan ni siquiera con acceso a internet.


Finalmente, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha advertido que el rezago en aprendizaje de los estudiantes se puede agudizar ante el constante cierre de escuelas por las mutaciones del virus, especialmente entre los alumnos que no cuentan con acceso a la educación virtual.

2 visualizaciones0 comentarios