top of page

Regresa a México el "monstruo de la tierra": INAH

*** Se trata de un bajorrelieve olmeca de 1.8 metros de altura y 1.5 metros de ancho, el cual data del periodo Preclásico Medio (800-400 a.C.)


*** Representa a un “monstruo de la tierra” y tiene rasgos iconográficos que lo asocian con otras piezas de la Zona Arqueológica de Chalcatzingo





La próxima semana regresa a México el Monumento 9 de Chalcatzingo, pieza arqueológica de gran relevancia originaría de esta región del actual estado de Morelos.


De acuerdo con el titular del INAH, la pieza de gran formato data de, al menos 2,500 años, ya que probablemente fue creada entre el siglo VIII y VI antes de Cristo; alcanza 1.8 metros de altura y 1.5 metros de ancho, y pesa aproximadamente una tonelada.




De acuerdo con el investigador del Centro INAH Morelos, Mario Córdova Tello, esta pieza de gran formato –que alcanza 1.8 metros de altura y 1.5 metros de ancho, y pesa aproximadamente una tonelada– data del periodo Preclásico Medio (800-400 a.C.), por lo que coincide con el esplendor del citado sitio arqueológico.

El también director del Proyecto Arqueológico Chalcatzingo, agrega que el bajorrelieve representa a un “monstruo de la tierra”, criatura cosmogónica que aparece con frecuencia en la iconografía olmeca.

El especialista detalla que las fauces abiertas de la entidad simbolizan el acceso al inframundo y agrega que “sobre su boca se proyecta una secuencia de tres bandas concéntricas, figurando el acceso cruciforme a una caverna”.

Otro de sus elementos distintivos, añade, son cuatro formas en las comisuras de la boca, la cuales simulan ser ramales de bromelias, una planta propia del Cerro Chalcatzingo y que también aparece representada en los Monumentos 1, 2 y 13 de la zona arqueológica, lo que corrobora su procedencia.

“Hay que recordar que el nombre Chalcatzingo, el cual puede traducirse como ‘el pequeño Chalco’, le fue dado por migrantes de la Cuenca de México durante el periodo Posclásico (900-1521 d.C.), por lo cual, dada la recurrente presencia de bromelias en los espacios y monumentos de elite, inferimos que la planta fue un rasgo identitario para los habitantes originales de la ciudad, ya que además es un elemento único en la iconografía olmeca en general”.

Aunque se desconoce el modo y la fecha en la cual el Monumento 9 fue sustraído ilegalmente de Chalcatzingo, sí se tiene documentado que fue dado a conocer en 1968, por el arqueólogo David Grove en el número 33 de la revista American Antiquity, de allí que se piensa que, a inicios de la segunda mitad del siglo XX, ya se encontraba en Estados Unidos.

El arqueólogo Mario Córdova Tello celebró los esfuerzos y las gestiones que actualmente conducen los equipos jurídicos de la Secretaría de Cultura federal, del INAH y de la Secretaría de Relaciones Exteriores, así como el apoyo de las autoridades estadounidenses, para concretar esta recuperación y la inminente repatriación en el corto plazo.

“Este monumento es una pieza clave para las investigaciones sobre la iconografía olmeca, por lo que recibimos esta noticia con alegría y entusiasmo”.





Chalcatzingo


Chalcatzingo se encuentra en el Valle de Morelos en el estado del mismo nombre, ocupando una superficie de tierras fértiles al pie de dos cerros: el Chalcatzingo y El Delgado, donde también había un manantial que proveía de agua al asentamiento. Es uno de los asentamientos más importantes con influencia Olmeca, al igual que Teopantecuanitlán. Chalcatzingo tiene un desarrollo paralelo con La Venta, Tabasco, que queda en evidencia en el estilo decorativo de los edificios y los petrograbados que ahí se encuentran. Entre las estructuras arquitectónicas más notables de Chalcatzingo destacan la Terraza 1 donde se albergaron conjuntos residenciales; la Terraza 25 que cuenta con patio hundido y la Estructura 4 que es una estructura de planta casi cuadrangular de 70 metros de lado, en cuyas inmediaciones se han encontrado enterramientos de individuos con ornamentos de jade y espejos de magnetita, como ofrenda, aunque la mayoría de los entierros se han localizado bajo los pisos de las unidades habitacionales.


Pero el elemento de mayor notoriedad en Chalcatzingo son los petrograbados que se encuentran en la ladera rocosa de los cerros y en las unidades habitacionales. La discusión en torno al estilo Olmeca prevaleciente en Chalcatzingo tiene dos vertientes: Por un lado se argumenta que es producto de una difusión por la expansión territorial de la zona nuclear Olmeca en la Costa del Golfo y por otro que se trata de un estilo generalizado en la época a partir de las redes comerciales que se establecieron entre los asentamientos del Preclásico Medio en Mesoamérica en aquella época. Cronología: 1500 a 350 a. C. Ubicación cronológica principal: Preclásico Medio, 1200 a 450 a. C

27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Σχόλια

Δεν ήταν δυνατή η φόρτωση των σχολίων
Φαίνεται πως υπήρξε τεχνικό πρόβλημα. Δοκιμάστε να επανασυνδεθείτε ή να ανανεώσετε τη σελίδα.
bottom of page