• Admin

Relación entre apertura de escuelas y caída de tasas de homicidios




De acuerdo con una investigación de Journal of Crime and Justice la escolarización reduce drásticamente la violencia.


Basados en la teorías: 1 de la criminología que se conoce como “teoría del control”: la idea de que las escuelas, las familias y las iglesias son instituciones que pueden controlar el comportamiento. Otra es la “teoría de la desorganización social”, también formulada en criminología, lo que significa que las escuelas brindan caminos de vida lejos del crimen, particularmente del crimen violento. La tercera es cultural: la escuela transmite valores y hábitos pacíficos. 



Cuando un país atraviesa un crecimiento masivo de población y urbanización, también crece el crimen. A pesar de los aumentos de población y la considerable inversión adicional en servicios públicos, no hubo un aumento significativo de la presencia territorial de las fuerzas policiales para hacer cumplir la ley.


En el caso de México, la anarquía que en los últimos años ha acompañado a las guerras contra las drogas ha provocado nuevamente un fuerte aumento de los homicidios.

Mientras que la expansión de la escolarización en México fue un logro extraordinario del gobierno mexicano posrevolucionario, que exigía que todos los municipios de México tuvieran (y aún tienen) acceso a una escuela pública. La mayoría de las personas en México ahora asisten a la escuela durante al menos diez años, lo que significa que todos los ciudadanos logran la educación primaria y la mayoría asiste a la escuela secundaria, pero la mayoría no completa los años 10 a 12.


México es un ejemplo de cómo un estado puede establecer prácticas e instituciones capaces de reducir la violencia de otra manera: a través del desarrollo. En el caso de México, esto fue abriendo escuelas, más de 200,000 a fines de 2000 según la Secretaría de Educación.


Hoy en lo que va del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el presupuesto destinado a educación se ha reducido al desaparecer programas que contribuían a fortalecer los aprendizajes y se han destinado tanto a infraestructura y becas que no necesariamente cumplen con este objetivo.


Una sociedad pacífica no depende únicamente de procesos políticos como la prohibición y/o el castigo. Promover la educación con los beneficios que trae, como la oportunidad de obtener trabajos más altamente calificados y mejorar los ingresos, puede alejar a las personas del extremismo y el crimen violento u organizado.


Reuters

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo