Senado “no puede cerrar los ojos” frente a clima de hostilidad en Tamaulipas, advierte Ricardo Monre

• Propone que el Instituto Nacional Electoral, atrajera la elección o al menos interviniera porque están ocurriendo cosas graves”

El clima de hostilidad y persecución política que se registra en el proceso electoral de Tamaulipas, y que es generado por el gobierno estatal, “es tan grave” que el Senado de la República “no puede cerrar los ojos frente a la magnitud de los hechos”, consideró el senador Ricardo Monreal Ávila.

Durante una entrevista de radio, Ricardo Monreal propuso una tregua para respetar el voto y, en todo caso, para garantizar una transición política ordenada y pacífica en ese estado.

Incluso, el coordinador parlamentario de Morena reiteró su propuesta para formar una comisión plural que dé seguimiento a las elecciones no sólo en dicha entidad, sino también en Aguascalientes y Durango.

En esos tres estados, acotó Ricardo Monreal, “están los focos rojos”, sobre todo en Tamaulipas, por su propia historia, su composición social y la presencia del crimen organizado.

Por ello, hizo un llamado para evitar “un desenlace más desagradable” en Tamaulipas, con motivo de la elección”.

“Hay una verdadera batalla campal, no entre partidos, que es lo lógico y normal”, pero el propio gobierno estatal ha intervenido en el proceso electoral, hay un manejo faccioso de los órganos locales electorales y amedrentamiento de los trabajadores al servicio del Estado.

Además, de la utilización de brigadas de docentes y personal de salud en favor del candidato del partido oficial, así como la distribución mensual de 500 mil despensas, bajo el pretexto de un programa contra el hambre en esta época.

Frente a estos hechos, insistió, “me gustaría que el propio órgano nacional, el Instituto Nacional Electoral, atrajera la elección o al menos interviniera porque están ocurriendo cosas graves”.

Monreal Ávila señaló que también se ha hecho uso de la fuerza pública estatal para intimidar a los simpatizantes del candidato de Morena, Américo Villarreal Anaya, y tres presidentes municipales, de los más importantes del estado, tienen órdenes de aprehensión: los alcaldes de Ciudad Victoria, Nuevo Laredo y Reynosa.

Pero, además, advirtió, ayer golpearon y detuvieron a militantes y al dirigente de Morena de Ciudad Madero.

Todo esto “es delicado y me parece que el Senado no puede abstraerse de lo que está pasando allá, independientemente del resultado que se tenga”, por lo que es necesaria una tregua, antes de que se agraven más las cosas, para respetar el voto y que la gente decida.

“Está calentándose el ánimo, el ambiente y a nadie le conviene. Y a mí lo que me preocupa es que vaya a haber incidentes mayores, y por eso el llamado al INE para que esté ahí”.

El senador insistió en hacer un pacto, un acuerdo con toda la oposición, el gobierno y todos los Grupos Parlamentarios. “Ayer plantee incluso que formáramos una comisión plural para Aguascalientes, Durango y, sobre todo, para Tamaulipas, que es donde están los focos rojos”.

Monreal Ávila dejó en claro que el candidato de Morena para la gubernatura de Tamaulipas acudió al Senado para denunciar estos hechos, por lo que su visita no formó parte de ningún acto para promocionar el voto ni para hacer proselitismo político.

En ese encuentro, advirtió, se actuó con legalidad, no se violó ningún principio ni tampoco se desvió un solo recurso del Senado, una Cámara plural en la que diversos actores políticos presentan sus denuncias, incluso VOX, esta organización de ultraderecha internacional de España, además de gobernadores, presidentes municipales y dirigentes políticos de todos los partidos.

3 visualizaciones0 comentarios