• Admin

Tianguis de vacunas

SIGNOS VITALES Alberto Aguirre

El Ejecutivo federal encargó a las Fuerzas Armadas distribuir los lotes de medicamentos adquiridos para las instituciones públicas de salud. La seguridad, más que la rapidez, es la determinante de ese plan de que fueron excluidos los distribuidores privados.

Incluso antes de la pandemia, las cadenas de suministros de las medicinas estaban rotas. Y más ahora, con los conflictos armados en Europa del Este. No obstante, el mando castrense ha cumplido con las instrucciones presidenciales sin chistar.

En la entrega de las vacunas contra la Covid-19 no ha habido retrasos o dilaciones. De los puntos de almacenamiento —los frigoríficos del Incan y de Birmex— salieron 2.3 millones de dosis, el pasado fin de semana, para 12 entidades federativas. De los laboratorios de la empresa paraestatal salió el lote más grande —de 1.5 millones de vacunas— que se repartió vía terrestre en seis entidades del centro de la República: Ciudad de México, Hidalgo, Estado de México, Tlaxcala, Puebla y Querétaro.

Hasta allí, la Estrategia Nacional de Vacunación. En la CDMX, cuatro macro sedes de vacunación y 187 unidades de salud quedaron habilitadas, desde el pasado lunes 18 y hasta el último día del mes en curso con la misión de inocular a un millón de personas. En el Estado de México, por el contrario, por instrucciones del secretario de Salud local, Francisco Fernández Clemont, fueron desplegadas células de vacunación en tianguis, paraderos del transporte público, quioscos, atrios y plazas más concurridos del territorio estatal. El operativo estuvo coordinado por el Instituto de Salud mexiquense, a través de las jurisdicciones sanitarias.

Los vecinos de La Magdalena Chichicaspa, una comunidad rural ubicada entre los límites de Naucalpan y Huixquilucan, recibieron un mensaje por mensajería instantánea de la jefa de la jurisdicción, Nadia Servín, para citarlos, el próximo lunes 25, en las oficinas de la ruta 04 del transporte público. Una copia del INE y el formato de vacunación son los únicos requisitos. Células de vacunación es un pleonasmo. Un enfermero con una hielera se encargada de aplicar la vacuna y registrar a los solicitantes. ¿Las condiciones necesarias de enfriamiento e higiene? Nadie sabe. ¿La asistencia médica, en caso de reacciones adversas? Menos… Dos versiones diametralmente distintas del Operativo Especial Abril, cuyo objetivo es que en últimas tres semanas del mes en curso reciban la inmunización todos los rezagados. De acuerdo con el subsecretario Hugo López-Gatell, 85.7 millones de mexicanos han completado el esquema de vacunación, pero apenas 46 millones han recibido la tercera dosis de refuerzo.

En la primera semana del Operativo Especial, las instituciones federales de salud aplicaron 1.2 millones de dosis de refuerzo, mientras que otras 842,626 fueron suministradas en el Operativo Correcaminos por las brigadas en las que participan elementos de la Guardia Nacional y los Servidores de la Nación.

Dos millones de refuerzos en siete días, al corte del 18 de abril. Y hay que sumar 53,000 personas que no habían recibido su segunda dosis y otras 47,000 que no se habían vacunado.

“En el Operativo Abril queremos que todo mundo termine vacunado hasta sus dosis de refuerzo”, sintetizó López-Gatell. La cobertura del 100% ahora depende de las autoridades estatales. Y como ayer evidenciaron los mexiquenses, están dispuestos a cualquier acción para cumplir instrucciones superiores.

Efectos secundarios RUMORES. Con la intención de recuperar lo perdido durante la pandemia, las escuelas náuticas —en las que se capacita al personal de la marina mercante— implementaron un programa emergente de regularización que implicó clases presenciales. El reingreso de los alumnos implicaba lo inevitable: la detección de casos positivos de Covid-19 que fueron identificados y aislados, de conformidad con los protocolos vigentes en la Semar. Las versiones de que hubo un brote epidémico en las escuelas náuticas de Fidena es falso.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo