“Tu cabello puede salvar un río”

Esta iniciativa invita a la población a donar su cabello para “salvar el río”.





El colectivo artístico “Medusa” creó un dispositivo de cabello humano que absorberá residuos y sustancias tóxicas que contaminan el #RíoSantiago


El Río Santiago forma parte de la cuenca hidrológica Lerma-Chapala-Santiago, es el segundo afluente más largo del país. El Lerma se origina en el Estado de México para desembocar en el Lago de Chapala; ahí nace el Río Santiago, que recorre 475 kilómetros hasta desembocar en el Océano Pacífico.



Las causas directas de contaminación del Río Santiago son: crecimiento desordenado, contaminación industrial, lixiviados de vertederos, aguas residuales urbanas, granjas porcinas, cultivos con agroquímicos.


En los pueblos aledaños: Ocotlán, Poncitlán, Atotonilquillo, El Salto, Tonalá y Juanacatlán comenzaron a padecer cáncer y enfermedades renales crónicas, lo cual se ha relacionado con la contaminación del río.


El proyecto “Medusa” consiste en la creación de dispositivos flotantes en forma de medusas. Están hechos a partir de una cámara de llanta de tráiler y una retícula de acero de la cual se sujetan redes de medias veladas que contienen cabello humano.


Barba, explica que el cabello humano absorbe todos los componentes que se encuentran en el ambiente y algunas superficies. De tal forma que, funcionará como una esponja. Además, por su gran calidad de absorción, se ha utilizado en caso de desastres ambientales que tienen que ver con aceites o petróleo.


Por ello, la activista ha optado por realizar las redes del proyecto medusa con este material, para que absorban la mayor cantidad de residuos de jabón y algunas sustancias tóxicas que se encuentren en el cuerpo de agua.


“No se trata de un proyecto científico, es sobre todo un proyecto de arte. Pero pienso que de alguna manera nuestro cabello puede ayudar a disminuir la contaminación del río y hasta estudiar qué otros componentes tóxicos hay” explicó la artista.

El grupo responsable de la iniciativa es multidisciplinario, con el propósito de crear nuevas miradas sobre la problemática.


Aunque la iniciativa artística y de incidencia medioambiental se ha desarrollado desde junio de 2021, la contaminación del Río tiene varias décadas. En su experiencia como habitante de Juanacatlán, Angelica reconoce que una parte significativa de la población lo ha normalizado y no dimensiona la gravedad de lo que están viviendo:


“No los culpo, yo crecí pensando que los ríos olían mal, que era normal que el agua se viera de esos colores. No es su culpa, sino del gobierno que no ha hecho nada”

La Red Nacional de Monitoreo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) identificó en 2020 que, de 3 mil 493 sitios de muestreo realizados a aguas superficiales, el 32.5% clasificó en semáforo amarillo, esto significa que excedieron los límites en los parámetros de coliformes fecales, oxígeno disuelto o sólidos suspendidos totales.


Y 31.2% en semáforo rojo, esto por incumplir los parámetros de demanda química de oxígeno, bioquímica de oxígeno, toxicidad o enterococos.


Para Angelica y todo el colectivo, todavía no es tarde y es momento de “unirnos para aportar con pequeñas soluciones a nivel local que nos ayuden a mejorar nuestra calidad de vida”.


Si deseas apoyar, el colectivo sigue recolectando cabello humano en estéticas, salones y barberías. También reciben donaciones directas en trenzas de cualquier tamaño o en bolsas. El cabello puede ser “virgen” o procesado.


Para mayor información puedes consultar su página de Facebook Medusa Río Santiago, su perfil de Instagram Medusa Río Santiago o escribirles a su correo electrónico a: medusariosantiago@gmail.com.





https://www.instagram.com/medusa_riosantiago/





15 visualizaciones0 comentarios