top of page
  • Admin

Xóchitl, de virgen bendita a aburrida y frustrada


Manuel Ajenjo


“Bendita Xóchitl, apareciste como la Virgen de Guadalupe cuando más te necesitábamos”, escribió Guadalupe Loaeza en su twitter —actualmente X— el miércoles 5 de julio del año pasado. Comparar a la precandidata de la coalición electoral que, posteriormente, fue bautizada como Fuerza y Corazón por México, con la patrona del pueblo de México, a muchos nos pareció una exageración que rebasaba el calificativo de simpatizante y lindaba con el de fanática. Sin embargo, era una opinión y como tal se respetó aunque el resto del texto tenía la agravante de incitar a juntar las firmas necesarias para el registro de la aparecida en el Tepeyac de la política. (No imagino a la Guadalupana cuando se le apareció a Juan Diego y le manifestó su deseo de que le construyeran un templo decirle: “Ah, pero eso sí, te lo digo a ti el más pequeño de mis hijos, no quiero ni rateros ni huevones ni pendejos cuando lo edifiquen”.


Al día siguiente, de manera más moderada, la autora de Las Niñas Bien entre otros 44 libros, volvió a elogiar en CNN en español, a la aún senadora al declarar: “llama la atención por su carisma, pero también por su independencia y es un ejemplo de valentía y autonomía para las mujeres”.


Pasó el tiempo y Xóchitl Gálvez, ya nombrada precandidata por la coalición que pretende amalgamar el agua con el aceite, reunir a los perros con los gatos y fusionar el bolero con el reggaetón, realizó su campaña a trancas y barrancas. A veces sola y a veces mal acompañada. Y, como en este espacio opinamos en más de una ocasión, aquel globo aerostático que remontó las alturas, ante el deslumbramiento y esperanza de la ciudadanía opositora a la 4T, se fue desinflando y se transformó en un simple globo de los que usan los payasos para hacer figuras y divertir a los niños. De Zeppelin a Cepillín.


Algo pasaría por la cabeza de Guadalupe Loaeza durante la temporada navideña, o tal vez entre sus propósitos de año nuevo esté el de expresar sus sentimientos y percepciones de manera realista aunque parezca cruel, el caso es que la semana pasada en su columna en el periódico Reforma, publicó una carta abierta a Xóchitl donde le hace saber: “Tu campaña para la Presidencia de la República me parece muy lejos de las expectativas que nos habíamos hecho tus seguidores” (…) “Las encuestas más recientes señalan a Claudia Sheinbaum con 64% de la preferencia contra un pobre 30% por tu candidatura. Por más que estén amañadas, la diferencia es enorme. Esto me deprime, Xóchitl, me siento perdedora e ingenua”.


Continúo con parcialidades de dicho texto: “¿Qué sucede por qué ya no me inspiras como candidata vencedora? ¿Será mi ingenuidad, mi estado de ánimo o una realidad objetiva? (…) “Tu campaña es totalmente gris, sin creatividad ni chiste. Ahora apareces como una ciudadana enojada contra el régimen, pero nada más. Ya no eres tan chistosa ni ocurrente ni mucho menos combativa” (…) “Tus atuendos ya no son tan bonitos y atractivos como los de antes. Tu pelo se ve demasiado plano y oscuro (¿querrá una indígena rubia?) Tu carisma que era tu principal atractivo, ya no tiene frescura”. (…) “Xóchitl, ¿por qué diablos cambiaste tanto de personalidad? De graciosa, ahora te ves aburrida y frustrada. ¿Quién te presiona tanto? ¿Qué es lo que te vuelve entre frágil y temerosa”.


En ese tono señaló muchas cosas que no le parecen acertadas de la precandidata y otras que añora de la hidalguense cuando surgió como la opositora idónea para el 2024. Le sugirió cambiar equipo de campaña. La emprendió contra Santiago Creel: “no es muy inteligente y es de mala suerte” (…) “Eso sí es muy educado y tiene buen gusto para las corbatas” (Es que es niño bien). Firma la misiva como: “una casi exlover de Xóchitl”.

Sin más comentarios.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page