top of page

Guerrero abatido

Según un reporte de la organización Insight Crime, la reciente ola de violencia en Guerrero, México, pone de relieve la disputa entre varios grupos criminales por el control de la extorsión en el estado, al tiempo que resalta múltiples factores de inseguridad en la región.


Desde comienzos de 2024, municipios del estado de Guerrero como Taxco de Alarcón y Chilpancingo han sufrido una ola de asesinatos, dirigidos principalmente a conductores de servicio público. 


En Guerrero operan decenas de células delictivas, producto de varios procesos de fragmentación criminal tras disputas, arrestos y asesinatos que han generado ciclos de violencia. La Familia Michoacana, Tlacos y Ardillos en Guerrero ante el crecimiento de las drogas sintéticas, estos grupos han dejado en segundo lugar la siembra de mariguana y amapola y han aumentando la extorsión a choferes, vendedores de distintos productos y campesinos.

Guerrero es un estado clave para el desarrollo de economías criminales como el narcotráfico y la extorsión. Por un lado, el estado ha sido epicentro de cultivos de marihuana y de amapola y recientemente ha visto la aparición de cultivos de coca, la materia prima para la producción de cocaína y que ahora empieza a expandirse por México. 

En 2022, por ejemplo, el precio del pollo se disparó en Chilpancingo, la capital del estado, luego de la escasez derivada de la violencia contra los comerciales. En Iguala, se registraron bajas en los precios de las tortillas, presuntamente por presiones de grupos criminales. Con esto, los grupos controlan la venta y la distribución de estos productos, manteniendo su control criminal sobre el territorio y generando violencia sobre aquellos que se nieguen a pagar.


Esta semana además de manera inesperada y sin dar ninguna explicación públicamente, la fiscal de Guerrero solicitó una licencia de seis meses sin goce de sueldo, en medio de la peor crisis de violencia y narco-política que vive el estado.



Tregua


Esta semana (23 de febrero) después de los enfrentamientos que han dejado decenas de muertos los grupos delictivos identificados como La Familia Michoacana y Los Tlacos acordaron una tregua para frenar la violencia en la disputa por el control del narcotráfico en la Sierra de Guerrero.


Lo anterior fue revelado por el sacerdote Filiberto Velázquez Florencio, director del Centro de Derechos Humanos Minerva Bello, quien aseguró que la tregua fue producto de negociaciones que comenzaron ayer miércoles 21.


Consultado vía telefónica, el padre Filiberto Velázquez aseguró que los acuerdos se concretaron al mediodía de este jueves, sin la participación de autoridades.


El sacerdote indicó que fue mediador de las pláticas, pero se reservó los detalles de los acuerdos para no quebrantar la tregua.


Los acuerdos entre La Familia Michoacana y Los Tlacos ocurren tras la masacre reportada el lunes en la comunidad serrana de Las Tunas, municipio de San Miguel Totolapan, en la región Tierra Caliente del estado.


Por su parte El senador Félix Salgado Macedonio, de Morena, aseguró que en Guerrero la gobernadora es su hija, y advirtió que la Iglesia no se debe meter en asuntos de gobierno a raíz de la propuesta de obispos de mediar con grupos criminales.


Cero Iglesia Católica en asuntos de gobierno, cero. En este país puede haber obispos que representen a Dios y puede haber obispos que representen al diablo. Ya no sabemos a quién representan y no les vamos a pedir. La gobernadora se llama Evelyn Salgado Pineda, no hay más gobernadores que ella y por lo tanto la responsable de otorgar la seguridad en Guerrero, es la gobernadora.


Huracán Otis


Por otro lado el paso del Huracán Otis por el puerto de Acapulco, el principal motor económico de Guerrero, todavía sigue causando estragos. En la última semana damnificados por los daños del huracán Otis bloquean los dos sentidos de la avenida Costera Miguel Alemán de este puerto en la glorieta de La Diana para exigir ser incluidos en el censo y reciban la ayuda federal.

Integrantes de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco-Servytur), informaron que los cuatro días de bloqueos de damnificados del huracán Otis, dejaron pérdidas de 180 millones en los negocios del puerto.


El presidente de la organización, Alejandro Martínez Sidney argumentó que desde el bloqueo duró 35 horas en la glorieta de La Diana Cazadora, la ciudad es un rehén de quienes se movilizan para exigir el beneficio federal.


“Los bloqueos son promovidos por gente que están perfectamente detectados y espero que el gobierno le dé ‘hasta aquí’ y comience a generar las órdenes de aprehensión”, dijo.

Consideró que hay gente abusiva, vival y sin escrúpulos, que comenzó a lucrar con la entrega de los apoyos, aprovechándose de la buena fe del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.





Con info de agencias






134 visualizaciones0 comentarios

댓글


bottom of page