top of page

#NativasDeLasCalles  ¿Vandalizamos juntos la ciudad?


El proyecto #NativasDeLasCalles ha convocado a biólogos artistas y arquitectos para crear ilustraciones botánicas con una narrativa de defensa a todas las plantas que hoy resisten en la urbe. Ahora el proyecto pasa de las redes sociales a las calles y llama a vandalizar la ciudad con sus ilustraciones. Aquí puedes donar.



Conoce más sobre las plantas nativas de la CDMX


Las plantas nativas son la flora que nos rodea en todos los ecosistemas dentro de la CDMX. Son vitales para el equilibrio ecológico ya que mantienen una relación con animales también nativos (aves, insectos, mamíferos y más) Ultimamente, sentimos mucho cansancio de las imágenes que vemos en las calles y queremos apropiarnos de ellas para darle visibilidad e identidad a todas las especies que están presentes y a veces ni notamos.



Entre 70 y 80 por ciento de los árboles en las calles y áreas verdes de urbes como la Ciudad de México son especies exóticas, que brindan oxígeno y captan dióxido de carbono, pero no interaccionan con otros organismos como los polinizadores, lombrices, hongos y bacterias.


Por ello, se deben privilegiar las especies oriundas, para conservar la biodiversidad. “Si quitamos una especie nativa para poner una exótica -que crecen en otras zonas o vienen de otros países-además de perder esa especie, alteramos la red de interconexiones que hay”, afirmó Ivonne Olalde Omaña, encargada del Programa de Propagación de Plantas Nativas para Uso Urbano, del Jardín Botánico de la UNAM.

Una especie nativa, explicó la especialista, es la que crece y se desarrolla de manera natural en una zona y se interrelaciona con plantas, polinizadores, lombrices, protozoarios, hongos, bacterias: toda la red de organismos que existen en un ecosistema.


Las áreas verdes urbanas son creadas artificialmente casi en su totalidad y en ellas se colocan especies exóticas que le agradaron al contratista, quien las adquirió baratas o son las que predominan en los viveros porque son más fáciles de reproducir, crecer y vender. Ejemplo de ello son los eucaliptos.


Otro árbol que abunda en la capital mexicana es el fresno y aunque es nativo de la zona, debería limitarse su instalación porque las banquetas son pequeñas y pueden alcanzar hasta 20 metros de altura, en tanto que sus troncos llegan a medir aproximadamente 80 centímetros. También están los truenos, los ficus como la higuerilla, el laurel de la India; el hule, las casuarinas y últimamente las palmas.


Entre los árboles ideales para la ciudad están el tejocote y el capulín, los cuales además dan frutos que sirven de alimento a aves y mamíferos; los tepozanes, pinos, encinos, madroños, bursera, tecoma o tronadora, esta última da una flor parecida a la jacaranda, de color amarillo.

“Nadie niega la belleza de las jacarandas, pero es una especie exótica y las abejas no lo polinizan; en cambio, cerca de la tecoma siempre hay abejorros, abejas, colibríes, lo que es muy importante”, puntualizó.


También es esencial cuidar la diversidad de especies pues si sólo se coloca una, con la llegada de plaga o evento que la afecte, se perderá la cobertura que se tenía. “La diversidad ayuda a detener la expansión de plagas y si algo afecta a alguna especie, las demás quedan de respaldo”, dijo la especialista universitaria.

“Todo es planeación. Si tengo un área muy oscura no voy a poner una planta que requiere mucho sol como agaves”. Apuntó que la existencia de numerosos árboles en un espacio verde no significa que éste sea de calidad; “pueden colocarse más arbustos que atraigan mariposas o colibríes”.





Anitzel Díaz


Leer más




220 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page